Un cliente de Amazon en Alemania recibió más de 1,000 grabaciones de audio privadas de otro usuario debido a un ‘error humano’ de la empresa. A pesar de que el usuario que recibió las grabaciones inicialmente pidió escuchar sus propias grabaciones de Alexa, también tuvo acceso a otras 1,700 grabaciones de audio de un desconocido al recibir un enlace de parte de Amazon.

En respuesta al incidente, un portavoz de Amazon dijo hoy que se trata de un evento desafortunado y aislado, ocasionado por un error humano dentro de la compañía. Según la revista alemana C’t, cuando el usuario informó a Amazon sobre el acceso a las grabaciones, inicialmente no recibió respuesta de parte de la compañía.

Posteriormente, los archivos de audio fueron eliminados del enlace web proporcionado por Amazon, sin embargo, ya el usuario los había descargado en su ordenador. En declaraciones a Reuters, el portavoz de Amazon dijo:

Resolvimos el problema con los dos clientes involucrados y tomamos medidas para optimizar aún más nuestros procesos. Como medida de precaución, contactamos a las autoridades pertinentes.

Esta no es la primera vez que Amazon envía ‘accidentalmente’ grabaciones de audio de los usuarios a personas desconocidas. A principios de este año, TekCrispy informó sobre el caso de una pareja de Portland, EE.UU, que denunció que su dispositivo Amazon Echo grabó una conversación privada y la envió a una persona de su lista de contactos al azar.

Ente regulador en Alemania podría prohibir que Facebook siga recopilando datos de usuarios

En ese momento, Amazon respondió que la pareja había activado de forma accidental una función de Alexa que envía mensajes de voz a sus contactos. En ese momento, el gigante tecnológico dijo también que se trataba de un hecho aislado, y pese a que solo se han reportado un par de casos de este tipo, las malas prácticas de privacidad por parte de este tipo de empresas están bajo la mirada atenta de los reguladores de EE.UU y Europa.

Más en TekCrispy