El Tribunal Supremo de Irlanda ha concluido que las criptomonedas valoradas en 25,000 euroes que posee un criminal en prisión son “producto del delito”. Así lo ha informado el portal Irish Times, el pasado martes 18 de diciembre.

Neil Mannion es un hombre de 37 años que se encuentra pagando una condena de seis años y medio de prisión en Wheatfield, en Dublín, por delitos de drogas incurrido desde el 2014. El individuo habría admitido haber vendido drogas de manera clandestina, en en Silk Road y Agora. En el 2015 el Tribunal Penal del Circuito de Dublín lo encarceló luego de declararse culpable por posesión e intención de distribuir diversas sustancias controladas.

Ahora bien, luego de ello, Irish Criminal Assets Bureau (CAB) retiró sus fondos de Bitcoin (BTC) así como los de sus cuentas bancarias y tarjetas de crédito por procedimientos presuntamente liquidados en el mes de febrero del 2016.

CAB realizó investigaciones posteriores que revelaron una billetera de criptomonedas en línea con fondos en Ethereum (ETH), equivalentes a 25,000 euros. Al momento del primer procedimiento legal, Ethereum aún no funcionaba como una moneda de cambio, por lo que se pasó por alto en la investigación inicial.

Ante ello, CAB solicitó acceso al Ethereum en julio de 2016, a lo que el sentenciado se opuso. Mannion declaró que las autoridades irlandesas ya no tenían derecho a ingresar a su sistema informático puesto que ya la investigación había concluido.

Ahora bien, el juez Carmel Stewart aseguró que sus derechos constitucionales no habían sido violados y que la investigación inicial se vio dificultada por las “complejidades de los derechos de privacidad de datos” que aplican para las plataformas de intercambio de criptomonedas.

Es importante resaltar que los tribunales irlandeses están sujetos a los precedentes establecidos en tribunales superiores por el sistema de derecho consuetudinario al que pertenecen.