Reinounido Bitcoin

La Agencia Tributaria de Reino Unido ha publicado una guía en la que se explica de manera detallada cómo son concebidos los activos de cifrado y los impuestos que acarrean su tenencia. El documento fue publicado este miércoles 19 de diciembre de 2018 en el sitio web oficial del gobierno del Reino Unido.

La guía incluye el punto de vista de Su Majestad de Ingresos y Aduanas (HMRC, según siglas en inglés), el organismo gubernamental encargado de recaudar impuestos y de supervisar otros aspectos el cofre de la nación. La misma está enfocada en explicar cómo pueden ser gravadas las personas que poseen criptomonedas, aunque no describe cómo se aplicarán impuestos para tokens manejados por empresas.

En primer lugar, el informe deja claro que el gobierno no considera las criptomonedas como dinero, sino como propiedad. Citando una publicación del Grupo de Trabajo de Criptoactivos, CATF, ha distinguido tres tipos: tokens de intercambio, fichas de utilidad y fichas de seguridad. Sin embargo, han destacado que la aplicación de impuestos no dependerá de su definición, sino del uso que se les dé.

“En la gran mayoría de los casos, los individuos tienen cryptoassets como una inversión personal, generalmente para la apreciación del capital en su valor o para realizar compras particulares. Ellos estarán obligados a pagar el Impuesto sobre las ganancias de capital cuando se deshagan de sus cryptoassets”.

Señalan que los inversionistas que compran token para esperar que su valor aumente deberán pagar el impuesto sobre las ganancias de capital cuando venden. Por su parte, aquellos que obtienen dichos tokens como forma de pago por un servicio o producto, o por medio de la minería, airdrops o tarifas de transacción pagarán Impuesto sobre la renta y cotizaciones a los seguros nacionales.

Por último, el informe de la Agencia Tributaria de Reino Unido también ha considerado la influencia de las bifurcaciones en los impuestos, ya que estas dan origen a nuevas fichas. Sobre ello, establecen que “los nuevos criptoactivos solo se pueden eliminar si el intercambio reconoce los nuevos criptoactivos”. Si el intercambio no reconoce el nuevo activo, entonces el individuo se mostrará como propietario del nuevo criptoactivo.