Muchas personas que usan lentes de contacto suelen dormir con los lentes puestos. Esta es una situación que se repite más de lo que debería a pesar de estar contraindicado. Cuando las personas hacen esto, aumentan las probabilidades de desarrollar peligrosas infecciones oculares.

No solo eso, sino que, como veremos a continuación, dormir con los lentes de contacto puestos puede traducirse en desprendimientos de la córnea y pérdida de la visión. Por tanto, es de suma importancia seguir al pie de la letra las recomendaciones respecto al uso de estas lentillas.

Los ojos ofrecen una oportunidad de diagnóstico temprano de mortal enfermedad priónica

Estos casos podrían disuadirte de dormir con los lentes de contacto puestos

El hábito de dormir con los lentes de contacto puestos puede desencadenar peligrosas infecciones oculares. Dada la recurrencia de este fenómeno, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos, emitió un informe en el que se describen algunos casos de personas que estuvieron a punto de perder la vista por dormir con sus lentes de contacto puestos.

El primero de ellos es el de un hombre de 34 años que reportó haber dormido de tres a cuatro noches por semana con los lentes de contacto. Adicionalmente, este hombre nadaba sin quitarse las lentillas. A partir de ello, desarrolló enrojecimiento y visión borrosa en su ojo izquierdo.

Por tanto, se le recetaron antibióticos contra hongos e infecciones durante dos meses. Sin embargo, sus síntomas no mejoraron. Así, los médicos descubrieron que su infección se debía a una ameba celular llamada Acanthamoeba. De esta manera, fueron necesarios seis meses de tratamiento para acabar con la infección. Aun así, el paciente quedó con pérdida parcial de la visión.

En otro caso, un paciente de 59 que usó sus lentes de contacto durante un viaje de caza, a partir de lo que desarrolló una dolorosa infección. Por lo tanto, el médico le recetó gotas de antibióticos que debía aplicar cada dos horas.

Sin embargo, en una oportunidad, mientras se bañaba, percibió un estallido dentro de su ojo izquierdo. Al hacer revisar su ojo, el médico descubrió una úlcera en la córnea. Tras esto, fue necesario un trasplante de córnea y un prolongado tratamiento con antibióticos. No obstante, el paciente perdió parte de su visión.

Es importante mantener estrictos hábitos de higiene al manipular los lentes de contacto

Los expertos instan a los usuarios de lentes de contacto a seguir religiosamente las recomendaciones de uso.

Tal como vemos, dormir con los lentes de contacto puestos puede poner en riesgo la salud. En este caso, este hábito puede producir afecciones que van desde infecciones oculares hasta la pérdida de la visión.

¿Por qué vemos patrones y manchas de colores con los ojos cerrados?

Así, cuando las personas no cumplen con las recomendaciones planteadas, aumentan las probabilidades de desarrollar una afección llamada queratitis microbiana. Esta enfermedad se trata de una infección en la cubierta externa del ojo causada por bacterias, hongos, amebas y virus. Todo esto implica costosos y prolongados tratamientos, además de la posibilidad de sufrir consecuencias irreversibles.

Finalmente, los expertos recomiendan mantener estrictos hábitos de higiene a la hora de manipular los lentes de contacto. En este sentido, es importante lavarse las manos antes de tocar los lentes de contacto, quitarse las lentillas antes de dormir, ducharse o nadar y mantenerlas limpias con soluciones desinfectantes especiales para ello.

Referencia: Corneal Infections Associated with Sleeping in Contact Lenses — Six Cases, United States, 2016–2018, (2018).  http://dx.doi.org/10.15585/mmwr.mm6732a2

Más en TekCrispy