El Avaí Fútbol Club, un pequeño equipo de fútbol brasilero, falló en su meta mínima de recaudación mediante un Initial Coin Offering (ICO) que inició en septiembre bajo la promesa de ser “la primera criptomoneda futbolera de Brasil”.

Tras recaudar solo 2 tercios de la meta esperada, la institución anunció a través de sus redes sociales que devolverían los fondos a sus inversionistas.

La meta original fijada por el Avaí era de 20,4 millones de dólares, con una meta mínima de 8 millones de dólares en aras de potenciar su equipo y ascender a la primera división del balompié brasilero, además de ofrecer recompensas y coleccionables para sus fanáticos.

El 3 de octubre se inició la venta, finalizando el 5 de noviembre con tan solo de 5.020.416,63 unidades de AVAI Token distribuidas entre sus inversionistas. Sin embargo, al no recaudar el monto mínimo esperado, comunicaron que regresarían los fondos a cada uno de los inversionistas.

Por otra parte, la institución aseguró a través de un comunicado que, si bien la meta no se alcanzó, el proceso sirvió para posicionar la marca exitosamente, así fuera una suerte de efecto colateral, comentando:

“Este posicionamiento de mercado traerá posibilidades de nuevos proyectos y nuestro club estará atento a las nuevas oportunidades que surjan como producto de esta iniciativa”.

Además, es importante señalar que el ICO del Avaí Fútbol Club se condujo en los tres peores meses para una iniciativa de este tipo en todo el año 2018, lo que ha podido tener un efecto considerable sobre el desempeño de esta oferta.

Asimismo, el declive considerable en el valor de Ethereum (ETH) ha causado que muchos de los proyectos de ICO se vuelvan poco lucrativos y deban retrasar el lanzamiento de sus productos prometidos.

Sin embargo, este tipo de iniciativas servirán para seguir popularizando los activos digitales al incursionar en rubros menos ortodoxos para esta tecnología.