El desarrollo de un navegador web no es tarea sencilla, más aún cuando tu principal competidor no parece estar haciendo un juego limpio. Según declaraciones de un ex empleado de Microsoft, quien participó en el desarrollo de Microsoft Edge, Google intentó manipular el código de su plataforma de videos YouTube para sabotear el navegador de los de Redmond.

Joshua Bakita, quien fue pasante de ingeniería de software en Microsoft, reveló detalles sobre este incidente que habría ocurrido a principios de año. En ese momento, Microsoft anunció que estaba cambiando su motor renderizado EdgeHTML por el proyecto de código abierto Chromium, para el navegador Edge.

Bakita explicó que uno de los motivos por los que Microsoft hizo este cambio fue porque Google cambió constantemente la configuración de sus plataformas para afectar a los navegadores de la competencia. En este sentido, Google habría alterado el código de YouTube con el fin de afectar la configuración de hardware de Microsoft para la reproducción de videos.

Al parecer, antes de que Google comenzara a jugar sucio, la velocidad de reproducción de videos en Microsoft Edge era bastante avanzada, incluso más potente que la del navegador Chrome. Sin embargo, apenas comenzó la manipulación del código de YouTube, surgieron los informes sobre el dominio de Chrome con respecto a la visualización de videos con alto rendimiento de la batería de los dispositivos.

A pesar de que puedan resultar sorprendentes, estas afirmaciones no son nuevas. De hecho, un administrador de Mozilla reveló recientemente que el nuevo diseño de la plataforma YouTube hizo que esta fuese más lenta en los navegadores Edge y Firefox. Asimismo, han surgido acusaciones contra Google por supuestamente bloquear el acceso a Google Maps desde dispositivos Windows Phone.

Según The Verge, Google ha cuestionado las afirmaciones de Bakita, afirmó que las deficiencias de rendimiento de YouTube fueron simples errores que fueron corregidos luego de que surgió el primer informe sobre los mismos.