En otra movida en la guerra comercial entre China y Occidente, el país asiático ha decidido ofrecer descuentos a los usuarios de Huawei como muestra de solidaridad con Wanzhou Meng, la directora financiera de la compañía que estuvo bajo arresto en Canadá hace unas semanas.

La semana pasada, Canadá liberó a Meng bajo fianza, y aunque ya no se encuentra bajo arresto, la CFO aún espera por una extradición a los Estados Unidos, presuntamente por prácticas que representan una violación a las sanciones impuestas a Irán.

“Les deseamos éxito y felicidad”

Uno de los negocios en China que ha ofrecido descuentos a los usuarios de Huawei es el parque Shennong Mountain Scenic. Todos los que utilicen esta marca pueden entrar al parque sin pagar impuesto de entrada. “Utiliza teléfonos Huawei, toma fotografías geniales de la montaña”, dice la cuenta del parque en WeChat. “Queremos desearles a todos los que apoyan Huawei alrededor del mundo éxito y felicidad”, añaden.

También se pudo ver que en un bar en Beijing ofrecía un 20% de descuento en el consumo de sus productos por tener un teléfono Huawei, así como un restaurant de parrilla que ofrece un almuerzo gratis.

¿Una movida política?

Es evidente que en esta guerra comercial, todo lo que provenga de China se torna personal para los Estados Unidos, de manera que el arresto de Meng se volvió una pieza importante dentro del juego. Meng no es simplemente la directora financiera de Huawei, es también el futuro de la compañía.

Cuando arrestaron a Meng en Canadá –por petición de Estados Unidos–, muchas voces opinaron que se trataba de una movida política contra Huawei, una marca que el país norteamericano ha marcado como poco segura e intrusiva. No pasó mucho tiempo para que Donald Trump confirmara que, efectivamente sí se trataba de una reacción política, generando rechazo en sectores de la población.

En respuesta a ello, China arrestó a tres canadienses en retaliación del arresto de Meng, y ahora ha decidido mostrarse solidario con la marca, promoviendo el uso de sus productos en el país. No creemos que tanta solidaridad surta efecto sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero sin duda los comerciantes podrían ver un aumento de visitas a sus establecimientos por la estrategia.