Mientras que los coches autónomos todavía representan una tecnología en crecimiento, una nueva compañía considera que las puertas automáticas para vehículos podrían ser la próxima innovación que permita a los usuarios abrir las puertas de sus coches solo con acercarse a ellos o a través de gestos.

Se trata del reconocido fabricante Jaguar Land Rover, que ha desarrollado una ‘puerta de movilidad’ que combina la tecnología actual de apertura sin llave y diversos sensores de movilidad para abrir de forma automática la puerta del coche cuando el conductor se acerca.

Una vez dentro del coche, el conductor puede controlar la puerta con los botones habilitados en su parte superior sin necesidad de cerrarla o acercarse. Esto se debe al software integrado en el coche, que muestra si una de las puertas está abierta o cerrada, permitiendo al conductor controlar el funcionamiento de cada una desde el interior del coche.

Asimismo, las puertas cuentan con sensores de radar a fin de evitar que la puerta golpee a otro coche u objeto cercano. Además, la puerta puede ser programada para cerrarse automáticamente y bloquearse cuando el conductor se aleja del coche.

Según el comunicado de Jaguar Land Rover, la puerta actualmente se está probando en uno de los Range Rover Sport de la compañía, y el atleta Mark Ormrod ha sido seleccionado como el conductor de prueba. Omrod fue sometido a una amputación triple, lo que revela que la tecnología podría ser útil para personas con discapacidad o amputadas. Más allá de ello, se trata de una solución para los usuarios cuando tengan las manos ocupadas y necesiten entrar con rapidez al coche.

Con motivo del anuncio, Ormrod afirmó que a pesar de que abrir y cerrar la puerta del coche pueda resultar algo insignificante para muchos, son precisamente este tipo de obstáculos cotidianos los que resultan más frustrantes de superar para las personas con discapacidad. De momento, Jaguar Range Rover no ha revelado detalles sobre cuándo estará disponible esta tecnología para sus coches en producción.