Una de las cosas más frustrantes es descargar una aplicación con excelentes críticas y buenos ratings que luego resulta ser un completo fiasco. Google está consciente de ello y por eso ha empleado inteligencia artificial para eliminar millones de comentarios y ratings falsos que favorecen a aquellas aplicaciones inútiles.

Así lo anunció la compañía en el blog de desarrolladores, en una publicación en la que mencionan cómo utilizan la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para detectar prácticas que representan una violación a las políticas de puntuación y reseñas de las aplicaciones.

Inteligencia artificial para limpiar la Play Store

Ejemplo de una reseña pagada para una aplicación en la Play Store.

¿Cuáles son tales prácticas que representan una violación de las políticas? Para Google, todo lo que implique un contenido de mala calidad o insultante, ratings y reseñas falsas, e incluso reseñas compradas violan los parámetros de la empresa. En este sentido, para limpiar todo este tipo de ruido que afecta principalmente a los usuarios, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se emplean para lograr este objetivo.

“Un equipo de ingenieros y analistas monitorearon y estudiaron de cerca actividades sospechosas en las reseñas y ratings de la Play Store. También mejoraron la precisión del modelo de manera regular”.

Este ha sido el proceso que Google ha aplicado durante todo este año. En el blog resaltan algunas cifras como resultado del estudio: en total se han eliminado millones de reseñas y ratings falsos de la Play Store. Igualmente se han identificado miles de aplicaciones de baja calidad que han incurrido en estas prácticas sospechosas.

Sin embargo, esta técnica para detectar prácticas sospechosas aún debe perfeccionarse. Un caso reciente, el de ‘Game Dev Tycoon’, un videojuego que recibió excelentes críticas y ratings en febrero, pero que por su vertiginoso ascenso al éxito, Google eliminó todos los ratings por pensar que se trataba de reseñas falsas. Al final resultó que las reseñas eran legítimas, por lo que Google aún debe mejorar su proceso.