De acuerdo con el medio The Intercept, Google dio por finalizado el desarrollo de Dragonfly, el buscador destinado a censurar contenido en China, debido a confrontaciones internas.

El informe de The Intercept señala que Google tomó la decisión de cerrar un sistema de análisis de datos usado en el desarrollo de Dragonfly, luego que el equipo de privacidad de la compañía se opuso a esto.

Amnistía Internacional y varias ONG’s han recibido la noticia con agrado, pues afirman que el proyecto Dragonfly representa una violación a la privacidad de los derechos humanos. No obstante, Kumi Naidoo, Secretario General de Aministía mostró su descontento al ver que fueron las diferencias internas las que llevaron al cierre del proyecto y no lo que representaba en sí:

Es preocupante que estos informes sugieran que el Proyecto Dragonfly ha sido archivado debido a las discrepancias sobre el proceso interno, en lugar de las preocupaciones de derechos humanos.

Desde que se conoció el desarrollo de la versión censurada de un buscador en China, Google ha sido cuestionado, no solo por las organizaciones defensoras de derechos humanos, sino también por los mismos empleados de las compañía.

Google te ayudará a configurar tu cuenta paso a paso y te pedirá activar JavaScript

Recordemos que hace poco más de un mes, empleados de la compañía emitieron un comunicado a Sundai Pichar, CEO de Google para que cancelara Dragonfly, ya que para ellos la puesta en marcha de este proyecto, podría abrir las puertas a más peticiones de censuras, como las reveladas por The Intercept en agosto.

Según el medio, miembros del equipo de Dragonfly se encontraban desarrollando una lista negra donde se filtraban todos los sitios web bloqueados por China, incluyendo Wikipedia y BBC News.

Pero eso no es todo, pues las listas negras para el motor de búsqueda censurado, incluyen amplias categorías relacionadas con la democracia, derechos humanos y las protestas pacíficas, siguiendo las estrictas normas sobre la censura impuestas por el gobierno chino.

The Intercept aseguró que la carta pública fue firmada por 200 ingenieros de Alphabet Inc. y además 1400 empleados de Google instaron a mejorar la supervisión de Dragonfly. Al parecer esto obligó a Google a dejar de lado el proyecto al menos a corto plazo.

Si bien los medios internacionales afirman el cierre del proyecto por parte de Google, el secretario de Amnistía Internacional instó a Sundai Pichar para que emita una declaración formal sobre el cierre del proyecto Dragonfly:

“Una vez más, pedimos al CEO de Google, Sundar Pichai, que elimine cualquier especulación y declare públicamente que su compañía se abstendrá de desarrollar productos de búsqueda censurados y dejará a Dragonfly con efecto inmediato”.

Más en TekCrispy