Las controversias en torno al YouTuber PewDiePie parecen no conseguir un punto final. En esta oportunidad una página del sitio web del reconocido periódico neoyorquino, Wall Street Journal, fue hackeada para publicar un mensaje en apoyo al artista y a su causa.

PewDiePie – cuyo verdadero nombre es Felix Kjellberg – no dudó en aprovechar la ocasión para publicar un tweet al respecto. Sin embargo, la página hackeada fue eliminada.

Así como lo señaló un portavoz de Dow Jones & CO. – editora del Wall Street Journal – el sitio víctima de los hackers no era parte del periódico per se, sino que era una página de contenido patrocinado, más específicamente la nota apareció en la sección patrocinada por Oracle.

La nota expresaba el apoyo a las decisiones del YouTuber por parte del periódico: “Wall Street Journal quisiera disculparse con PewDiePie”. Según el mensaje, los periodistas que tergiversaron las noticias en torno al artista fueron despedidos. Además, el periódico le “ofrece” un patrocinio para lograr la meta de alcanzar el máximo de suscriptores y así llegar a superar los números de T-Series.

Por último, el mensaje, agregado en la página por los hackers, incluía un enlace para suscribirse directamente al canal de YouTube de PewDiePie. Sin embargo, se desconoce si el YouTuber estaba al tanto de las decisiones de los hackers, o solo actuaron de manera independiente.

El representante de la editora del WSJ aseguró que se estaba en el proceso de una investigación completa para descubrir más acerca de los hechos.

La posible razón de este ataque al periódico neoyorquino puede ser el informe que fue publicado en las páginas del Journal en febrero del 2017, donde se llamaba la atención a los vídeos del YouTuber, ya que posteaba contenido que incluía imágenes nazis y se tocaban temas antisemitas.

Esa noticia llevó a Maker Studios (Disney Digital Network) y a YouTube a cortar con los lazos comerciales que existían con él para ese momento. Por su parte, PewDiePie se disculpó y admitió que sus bromas fueron demasiado lejos.

Recordamos que esta no es la primera vez que un hecho como este sucede en torno al caso del YouTuber, ya que hace unas semanas un pirata informático secuestró 50.000 impresoras para generar mensajes en apoyo y superar a T-Series.