La autoridad de seguridad informática de la República Checa emitió hoy una advertencia a los operadores de redes sobre el uso de software o hardware desarrollado por los fabricantes chinos de móviles Huawei y ZTE, argumentando que representan un riesgo para la seguridad del país.

Dusan Navratil, directora de la Agencia Nacional de Información y Seguridad Informática de la República Checa (NCISA, por sus siglas en inglés), afirmó en la advertencia:

Las leyes de China requieren que las empresas privadas que residen en China cooperen con los servicios de inteligencia, por lo tanto, introducirlas en los sistemas estatales clave podría representar una amenaza.

Según Reuters, las empresas públicas o privadas que administran los sistemas de información crítica en la República Checa deben tomar las medidas adecuadas contra la amenaza que representan los productos de Huawei y ZTE. Asimismo, la NCISA afirmó que la advertencia fue realizada a partir de sus hallazgos y en la información suministrada por países aliados.

Un portavoz de Huawei respondió al informe de Reuters sobre la advertencia de NCISA, rechazando cualquier sugerencia de que la compañía china representa una amenaza para la seguridad nacional. En este sentido, solicitó al organismo pruebas sobre sus afirmaciones en vez de empañar la reputación de Huawei sin evidencia alguna.

Asimismo, el fabricante chino dijo que la seguridad informática es una de sus prioridades y Huawei era un aliado de confianza de las principales firmas de telecomunicaciones checas. Por ello, enfatizó que no existe ninguna regulación en China que obligue a Huawei a instalar puertas traseras en sus productos para realizar espionaje internacional.

Actualmente, varios operadores de telecomunicaciones de la República Checa han probado la tecnología 5G de Huawei y otras firmas de inversión ya han establecido criterios de cooperación con el fabricante para desplegar la transmisión de frecuencias 5G para el año 2019.

Otros países favorables a occidente han incluido en su lista negra a los productos de Huawei  siguiendo las sugerencias de EE.UU. Uno de ellos es Japón, cuyo gobierno ha anunciado sus planes de prohibir las compras de productos de Huawei y ZTE para reforzar su seguridad contra ataques informáticos.