La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) ha devuelto una donación que recibió de Facebook y ha instado a los usuarios a boicotear a la red social, tras un informe del Senado de EE.UU que revela que la campaña de influencia rusa durante las elecciones estadounidenses de 2016 buscaba afectar a la población afroamericana del país.

A través de un comunicado, Derrick Johnson, CEO y presidente de NAACP, afirmó:

El compromiso de Facebook con las empresas partidistas, su orientación a los opositores políticos, la difusión de información errónea y la utilización de Facebook para propaganda que promueve representaciones falsas de la comunidad afroamericana es reprensible.

La organización de derechos civiles afirmó que lideraría una protesta a partir de mañana donde alentará a las personas a cerrar sus sesiones en Facebook e Instagram durante 1 semana. Según NAACP, la idea es enviar un mensaje claro a la red social sobre la importancia de la privacidad de los usuarios de color, que debería estar por encima de los intereses corporativos de Facebook.

Asimismo, la organización exigió al Congreso de EE.UU que inicie una investigación adicional sobre las acciones que tomó Facebook luego de que el Comité de Inteligencia del Senado publicó un informe donde revela que Rusia lanzó una campaña de supresión de votantes afroamericanos a través de Instagram. Al parecer, esta etapa de la intervención rusa superó las acciones de los extranjeros a través de Facebook.

Facebook eliminará su aplicación Moments en el próximo 25 de febrero

Al hacer referencia sobre la Agencia de Investigación de Internet, principal entidad vinculada a la intervención rusa en 2016, la NAACP dijo que el centro de atención de los rusos eran los usuarios afroamericanos. Por ello, se enfocaron en crear audiencias ‘de color’ y reclutar activos afroamericanos para la operación.

En el informe, no se especifican las razones por las que Rusia se habría enfocado en evitar que los usuarios afroamericanos ejercieran su derecho al voto. Sin embargo, teniendo en cuenta que la campaña buscaba desprestigiar a la candidata Hillary Clinton y favorecer a Donald Trump, es obvio que los rusos buscaban evitar que el voto de los afroamericanos perjudicasen al actual mandatario norteamericano.

Más en TekCrispy