Si eres un viajero frecuente, sabrás que una de las causas principales de los retrasos en los vuelos tiene que ver con las condiciones climáticas en las zonas cercanas al aeropuerto o durante el viaje. Más allá de que la aerolínea diga que todo está bien, lo ideal es que los usuarios puedan verificar este tipo de información previamente para tomar sus previsiones.

Para resolver esta situación, Google ha anunciado que su asistente inteligente se ha actualizado para predecir los vuelos retrasados en su función de ‘Búsqueda’. En este sentido, Google Assistant mostrará ofrecerá notificaciones sobre los retrasos previstos en cada vuelo aprovechando el uso de algoritmos de aprendizaje automático.

Según la compañía, los algoritmos fueron entrenados con una gran cantidad de datos sobre el historial del estado de los vuelos para predecir los retrasos incluso antes de que las aerolíneas notifiquen a los usuarios. Esta función estará disponible cuando los pasajeros busquen el estatus del vuelo, mientras que Google Assistant solo notificará al usuario sobre el vuelo retrasado cuando tenga un 85 por ciento de certeza de que el vuelo se retrasará.

Bastará con decir: ‘Hey, Google, ¿Cuál es el estatus del vuelo de American Airlines de Nueva York a Ohio?’, para que el asistente informe al usuario por texto o verbalmente sobre el retraso. En caso de que la información esté disponible, Google también informará al usuario sobre el motivo por el cual un vuelo está retrasado.

Durante las próximas semanas, la compañía ha revelado que desplegará esta función en las notificaciones proactivas de su asistente en el móvil. Es posible que las notificaciones se muestren en la barra de estado de Google Assistant e incluya un motivo para el retraso, si este está disponible.

En enero de este año, Google comenzó a utilizar Inteligencia Artificial (IA) para predecir vuelos retrasados en Google Flights. En el anuncio de hoy, la compañía dijo que esta herramienta también será mejorada para informar sobre los precios del equipaje de mano, basándose en las tarifas de equipaje de los vuelos nacionales de EE.UU.