Durante los últimos años, el crecimiento de la oferta de productos originales de Amazon ha sido realmente abrumador, incluso lanzando recientemente su propia marca de juguetes para niños. A pesar de esto, un nuevo informe de The Wall Street Journal (WSJ) ha revelado que el gigante minorista está perdiendo el entusiasmo con respecto de algunos productos de terceros que se venden en su plataforma.

El WSJ entrevistó a ejecutivos y personas familiarizadas con grandes marcas que utilizan la plataforma de Amazon, quienes aseguran que la compañía le ha declarado la guerra a los productos que no ofrecen rentabilidad. Dichos productos pueden ser bebidas o bocadillos cuyo precio no supera los US$ 15. Al parecer, su tamaño o peso relativamente ‘alto’ ocasiona que su envío sea costoso y, en consecuencia, no genera las ganancias esperadas por Amazon.

Uno de los ejemplos citados por el WSJ es el agua embotellada de Coca-Cola Co., cuyo precio por unidad es barato, pero motivado a su alto peso el costo de su envío resultó en pérdidas para Amazon. Desde ese momento, este producto fue sustituido por un paquete de 24 botellas con un costo más alto por unidad que las de Coca-Cola. En la publicación se afirma además:

Amazon puede salirse con la suya porque los fabricantes de alimentos y productos para el hogar están enganchados al tamaño del minorista en línea; representa la mayor parte del crecimiento total de los ingresos del comercio electrónico; por ejemplo, los consultores que trabajan con marcas en su estrategia en línea.

El WSJ justifica estas acciones con el hecho de que Amazon está intentando aumentar su rentabilidad como minorista luego de varios años enfocándose en el crecimiento de dicho negocio. A pesar de que las ganancias de Amazon se han incrementado de manera considerable en los últimos años, lo cierto es que su valor de mercado ha caído recientemente.