A pesar de que el sector de los coches eléctricos ha experimentado un crecimiento significativo recientemente, con cada vez más fabricantes uniéndose a la tendencia de coches con ‘cero emisiones’, lo cierto es que este tipo de vehículos aún no han llenado las expectativas de algunas personas.

Una de las desventajas más significativas que los usuarios promedio de estos coches han manifestado es el tiempo de recarga de la batería, además del corto alcance que obtienen tras una carga. Evidentemente, una solución efectiva a estos dos problemas le brindaría a la industria de los coches eléctricos un gran impulso y muchas más ventas.

Por ello, los fabricantes Porsche y BMW han anunciado un nuevo prototipo de estación de carga, que pondrá a disposición de los usuarios 450 kW de potencia para sus coches eléctricos, una capacidad hasta tres veces mayor que la de los ‘Supercargadores’ de Tesla.

En un comunicado publicado por Porsche, la compañía asegura que el nivel de energía de su nueva estación de carga podría ofrecer hasta 100 kilómetros de recorrido con apenas 3 minutos de carga, o incluso cargar un coche i3 de BMW hasta en un 80 por ciento en solo 15 minutos.

Para hacernos una idea de lo que representa este nuevo prototipo de cargador, los Supercargadores de Tesla cuentan con una capacidad de energía máxima de 145 kW. La nueva estación de carga presentada hoy por el equipo de FastCharge podría convertirse en líder de este sector, ya que Tesla planea aumentar su red de carga a 250 kW en el 2019, insuficiente para competir con la opción de Porsche y BMW.

Sin embargo, las estaciones de FastCharge podrían tener un inconveniente: la disponibilidad. El prototipo actual de estos cargadores está ubicado en Alemania, por lo que pasará algún tiempo antes de que veamos la nueva infraestructura desplegada de forma más amplia.