Hacer ejercicio el día de hoy, puede mejorar tu estado de ánimo los días siguientes. No solo eso, sino que, de acuerdo a los resultados de un estudio reciente, la actividad física mejora el estado de ánimo, la energía y la calidad de sueño los días siguientes.

Esto se mostró especialmente importante en personas diagnosticadas con trastorno bipolar y depresión. Por tanto, los investigadores se han propuesto continuar los estudios a fin de desarrollar estrategias basadas en los hábitos psicobiológicos a modo de tratamiento contra las enfermedades del estado de ánimo.

3 aplicaciones que te ayudarán a sobrellevar tus estados de ánimo

Hacer ejercicio mejora el estado de ánimo y los niveles de energía

El trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por cambios muy marcados en el afecto de las personas. En líneas generales, una persona con trastorno bipolar puede pasar desde un estado completamente depresivo a uno eufórico en cuestión de días y sin razón aparente.

Es decir, las personas con este diagnóstico pasan de un polo del estado de ánimo a otro rápidamente y de forma cíclica sin tener mucho control sobre la situación. Esto implica riesgos para las personas, pues pueden involucrarse en conductas de riesgo y tiene consecuencias negativas a nivel personal, social, familiar y laboral.

De acuerdo a estimaciones, el trastorno bipolar afecta al 3% de los adultos, tan sólo en los Estados Unidos. En la misma línea, se ha observado que un 8% de las personas en este país son diagnosticadas con depresión anualmente. Esto quiere decir que los trastornos del estado de ánimo son sumamente prevalentes en la población.

Por tanto, los científicos se han esforzado en encontrar nuevos métodos de tratamiento que le permitan disfrutar a estas personas ciertos niveles de bienestar. En esta línea, un equipo de investigadores ha demostrado que hacer ejercicio mejora el estado de ánimo de las personas y les permite disfrutar de mayores niveles de bienestar. Aún más, los efectos del ejercicio físico fueron aún más notorios en personas con trastorno bipolar.

Para llegar a esta conclusión, se trabajó con 242 personas adultas con edades comprendidas entre los 15 y los 84 años. Específicamente, se emplearon rastreadores electrónicos de actividad para medir los niveles de movimiento físico, además de diarios para evaluar el estado de ánimo y los niveles de energía de los participantes durante dos semanas. En total, 54 personas con trastorno bipolar formaron parte de la muestra.

Las personas con trastornos del estado de ánimo podrían beneficiarse de rutinas de ejercicio

Lo ideal es que cada persona encuentre la rutina de ejercicios que se ajuste mejor a sus preferencias.

Tras llevar a cabo el estudio, los investigadores descubrieron que mayores niveles de ejercicio se traducen en un mejor estado de ánimo y en un aumento de la energía los días posteriores. Asimismo, estas sensaciones de bienestar se asociaron a un aumento de la actividad física los días posteriores.

En la misma línea, hacer ejercicio se asoció a una mejor calidad de sueño. Específicamente, cuando los participantes hicieron una mayor cantidad de ejercicio físico, requirieron menos horas de sueño por noche y se sintieron más enérgicos al día siguiente. Por su parte, en ausencia de actividad física, los participantes reportaban más sueño y menos energía.

Esto cobra especial importancia en las personas con trastorno bipolar, ya que este trastorno altera de forma significativa los ritmos psicobiológicos de las personas. Así, las personas que sufren de este problema suelen tener dificultades para regular sus patrones de sueño, además de sus niveles de energía y su estado de ánimo.

Los padres también sufren de depresión posparto y esto afecta la salud emocional de sus hijas

Por tanto, teniendo en cuenta que estos sistemas están estrechamente interrelacionados, los investigadores concluyen que las personas con trastorno bipolar podrían beneficiarse con rutinas de ejercicio bien establecidas.

Finalmente, los investigadores se han propuesto continuar estudiando los beneficios de la actividad física. En este sentido, se han propuesto evaluar la relación entre el ejercicio físico y el sueño con el dolor, el estrés y el consumo de bebidas alcohólicas.

Referencia: Real-time Mobile Monitoring of the Dynamic Associations Among Motor Activity, Energy, Mood, and Sleep in Adults With Bipolar Disorder, (2018). https://www.doi.org/10.1001/jamapsychiatry.2018.3546

Más en TekCrispy