El fabricante de coches Toyota anunció hoy que se ha incorporado al staff de inversionistas de la startup de software para entrenamientos para coches autónomos Parallel Domain. Hace un par de semanas, se conoció que Toyota AI Venture había contribuido con la ronda de financiamiento de Parallel, que totalizó US$ 2.65 millones recaudados y estuvo liderada por Costanoa Ventures.

En un comunicado, el director y fundador de Toyota AI Ventures, Jim Adler, afirmó:

No solo estamos impresionados con su tecnología, sino también con el equipo de Parallel Domain (…) Tienen una visión clara para resolver los problemas asociados con coches autónomos en el camino, garantizando la seguridad y la experiencia para hacerlo realidad.

Parallel Domain utiliza datos de mapas reales, que son analizados por sus algoritmos y modelos generativos para asegurarse que el software de conducción autónoma que impulsa a los coches aprenda correctamente todos los elementos del camino. En este sentido, todos los elementos del entorno de entrenamiento virtual son programables para garantizar la exactitud del aprendizaje.

Los planes iniciales de Parallel radican en vender su plataforma de entrenamiento a los principales fabricantes de coches autónomos. A partir de allí, una compañía de coches podría utilizar Parallel Domain para crear entornos virtuales en 3D en los cuales realizaría las pruebas de sus coches.

A principios de este mes, el fundador de Parallel, Kevin McNamara, escribió en una publicación de LinkedIn una reflexión sobre la participación de Toyota en la ronda de financiamiento de la startup.

En este sentido, McNamara aseguró que el sistema de Parallel mejorará considerablemente la seguridad de los coches autónomos, ya que la simulación representa una oportunidad de reducir el riesgo en las pruebas y los accidentes fatales que mancharon la reputación de compañías como Uber y Tesla. Según el ejecutivo, lo más importante es garantizar que el coche conduzca por sí mismo, y el anuncio de hoy representa un paso más hacia ese objetivo.