Diputados franceses han propuesto la inversión de 500 millones de euros, equivalentes a casi US$ 770 millones, en implementaciones de tecnología blockchain para la gestión de gobierno. Así lo informó en una publicación el medio de noticias local, Les Echos, el pasado miércoles 12 de diciembre.

De acuerdo a un informe publicado el día miércoles, los parlamentarios han planteado la interacción entre la tecnología blockchain y las criptomonedas como una prioridad en la agenda. Dos miembros del parlamento (MP) emitieron esta declaración, a lo que añadieron que se encuentran promoviendo una iniciativa para convertir a Francia en una “nación blockchain”.

El diputado Jean-Michel Mis expresó que el “2018 fue el ‘año cero’ para la popularización de blockchain en Francia. 2019 debería ser el año en que surja el ecosistema”. A ello, agregó que para ello será necesario invertir unos 500 millones de euros por tres años.

De igual forma, Mis ha mencionado también en su declaración que para lograr convertir a Francia en una “nación blockchain”, tal como indica el título del artículo de Les Echos es necesaria la minería. Además de ello, los diputados también han señalado su interés por fomentar la minería de Bitcoin dentro del país, tarea en la que desempeñarían un papel activo para su cumplimiento.

“Deberíamos tener nuestras propias granjas mineras en Francia”.

Respecto a ello, han señalado que es necesario “reconocer la minería de criptomoneda como una actividad electrointensiva”. Permitir a las empresas dedicadas a esta actividad gozar de tarifas de energías módicas hará de Francia un país atractivo para los mineros.

Ahora bien, la posición de Francia con respecto a las criptomonedas sigue siendo muy ambigua. Como hemos dicho, los parlamentarios han estado de acuerdo en la necesidad de invertir esta gran suma de dinero para implementar soluciones blockchain a la gestión gubernamental. Sin embargo, apenas el mes pasado, el banco central de dicho país se negó a aprobar un plan que permitiera a los quioscos de tabaco vender Bitcoin (BTC) a partir de enero del año entrante.