Hasta hace poco tiempo, los juegos arcade de realidad virtual representaban una de las alternativas más prometedoras para las grandes compañías en su objetivo de llegar a las masas. Sin embargo, todo parece haber cambiado luego de que IMAX, el mayor proveedor de centros arcade de realidad virtual en el mundo, anunció hoy que abandona el negocio.

La compañía de video en formato gigante ha revelado de manera oficial que clausurará sus tres últimos centros arcade en la ciudad de Los Angeles, Toronto y Bangkok a principios de 2019, y también está tirando la toalla de manera definitiva en el mercado de realidad virtual.

Así lo informó Variety, que detectó una presentación de IMAX ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de EE.UU y tuvo acceso a declaraciones exclusivas de un portavoz de la compañía, quien afirmó:

Con el lanzamiento del programa piloto del centro IMAX VR, nuestra intención era probar una variedad de diferentes conceptos y ubicaciones para determinar qué enfoques funcionan bien. Después de un período de prueba con centros de VR en multiplex, hemos decidido concluir el programa piloto de centro de VR de IMAX y cerrar las tres ubicaciones restantes en el primer trimestre de 2019.

En el archivo de la SEC, IMAX afirma que el cierre de sus operaciones se debía en gran medida a los esfuerzos de la compañía por reducir costos y aumentar la productividad. De esta manera, podría reducir algunas funciones y realinear sus operaciones en diversas áreas de la empresa.

A pesar de seguir siendo una compañía rentable, IMAX experimentó una fuerte caída de sus ingresos durante el tercer trimestre de este año, mientras que su gasto operativo se incrementó con respecto del trimestre anterior. Por ello, el abandono del negocio también se relaciona con los esfuerzos de los directivos por reducir estos costos.