Virgin Galactic planea lanzar su avión espacial subabital VSS Unity mañana 13 de diciembre desde el puerto aéreo y espacial de Mojave en California, en un vuelo que podría ser el primero en alcanzar mayor parte de la definición del espacio.

No es la primera vez que la compañía del multimillonario Richard Branson planea una hazaña de este tipo, pues la más reciente fue el pasado mes de julio donde la compañía lanzó al VSS Enterprise que se elevó a una altura de 32 millas (52 kilómetros), pero que lastimosamente se rompió y dejo un astronauta muerto y otro gravemente herido.

El VSS Unity será más rápido y volará más alto

Este vuelo del VSS Unity forma parte de su serie de vuelos de prueba SpaceShipTwo, que según menciona Virgin Galactic en su página será parte de la próxima fase del programa , ya que, volará más alto y más rápido que los modelos anteriores.

A un nivel básico, este vuelo apuntará a volar más alto y más rápido. También planeamos quemar el motor del cohete durante períodos de tiempo que harán que nuestros pilotos y naves espaciales alcancen una altitud espacial por primera vez.

Este VSS Unity en particular llevará cargas mucho más pesadas con la finalidad de simular el peso de los pasajeros que es la finalidad de este proyecto.

Un viaje que servirá de prueba para futuros vuelos

Según mencionan desde el Virgin Galactic, este cuarto vuelo se realizará con el objetivo principal de recopilar datos que, como vuelos anteriores ayuden a mejorar las condiciones del equipo a fin de que la compañía determine el tiempo correcto de apagar el motor del cohete.

Tal y como mencionan en su página, la compañía no tiene apuros en llegar al espacio, lo más importante para ellos es lograr un viaje seguro.

Ya sea que completemos todos nuestros objetivos durante el próximo vuelo o que tengamos que esperar un poco más seguimos comprometidos a completar las etapas finales de este extraordinario programa de prueba de vuelo tan rápido, pero lo más importante es que con seguridad, como sea posible.

Virgin Galactic planea alcanzar una altitud de más de 50 millas con este vuelo. De lograr este objetivo la compañía sería la primera en proclamar que no solo ha llegado al borde del espacio, sino que sus pilotos serían los primeros astronautas en llegar a esa altitud desde el suelo estadounidense, una hazaña que no se logra desde la última misión del transbordador espacial en 2011.