Lo que hace poco tiempo parecía solo una demanda, hoy se ha convertido en un verdadero clamor proyectado desde múltiples fuentes: los empleados de Amazon desean contar con un sindicato. Desde hace más de un año, los trabajadores de la compañía en Europa han presionado por la sindicalización a través de protestas, mientras que en EE.UU, se han presentado casos aislados de intenciones de sindicalización.

Ahora, un informe de Bloomberg ha revelado que los trabajadores de un nuevo almacén de Amazon en Staten Island, Nueva York, han arrojado más leña al fuego anunciando sus planes de crear un sindicato. La noticia se produce luego del anuncio de Amazon sobre ampliar su nueva sede en suelo neoyorquino.

Mientras que la compañía busca la aceptación de los habitantes de Long Island City y Queens, los trabajadores del almacén en el otro extremo afirman que las condiciones de trabajo son negativas. Al parecer, Amazon ofrece salarios inapropiados, no ofrece garantías de seguridad laboral suficientes, e incluso sus empleados tienen jornadas de trabajo de hasta 12 horas continuas con pocos descansos.

Cybic presenta la primera bicicleta compatible con Alexa, la E-Legend

En respuesta al informe de Bloomberg sobre la intención de sindicalización de los empleados de Amazon en Nueva York, la compañía afirmó:

Los asociados de Amazon son el corazón y el alma de nuestras operaciones, y respetamos el derecho de los empleados a elegir unirse o no a un sindicato. Amazon mantiene una política de puertas abiertas que alienta a los empleados a llevar sus comentarios, preguntas e inquietudes directamente a su equipo de administración para su discusión y resolución. Creemos firmemente que esta conexión directa es la forma más efectiva de comprender y responder a las necesidades de nuestra fuerza laboral.

La negativa de Amazon a la posibilidad de que sus empleados formen un sindicato no es algo nuevo. El gigante tecnológico es conocido por acabar con cualquier campaña de sindicalización promovida por sus empleados.

El talento humano de Amazon es una de las razones por las cuales la compañía se ha convertido en una verdadera potencia tecnológica durante los últimos años, y todo indica que sus políticas ‘anti-sindicato’ se mantendrán por mucho tiempo, o al menos hasta que las autoridades intervengan.

Más en TekCrispy