El fabricante de hardware Intel ha anunciado hoy que las GPUs integradas en sus chips de 11ª generación (Gen11) superarán la barrera de un teraflop de potencia de cómputo. Esto es una gran noticia para los amantes de los videojuegos, quienes a partir del 2019 podrán jugar muchos títulos en sus ordenadores sin la necesidad de gastar mucho dinero en una tarjeta de video dedicada.

En concreto, la Gen11 de chips de Intel aumentará las unidades de ejecución (EU) de 24 a 64, lo que quiere decir que el rendimiento por cada hora de actividad informática se duplicará con respecto a la Gen9. Según Intel, todas las EU adicionales permitirán a sus nuevos procesadores superar la barrera de 1 teraflop. De esta manera, los usuarios podrán disfrutar de una experiencia gráfica mucho más realista.

Asimismo, Intel reveló que la nueva GPU integrada contará con un enfoque de renderizado que dividirá la imagen en mosaicos para su procesamiento por separado. Este enfoque permitirá reducir el ancho de banda de memoria necesario para la correcta operatividad de la GPU, algo que de suma importancia para las GPUs integradas. La representación basada en mosaico ya es utilizada por la GPU Adreno de Qualcomm y la GPU Mali de ARM.

Comet Lake, el nuevo procesador de 14 nanómetros de Intel llega con seis núcleos

Para mejorar los videos en movimiento, Intel informó que su chip de 10 nm integrará un bloque de medios de codificadores y decodificadores dedicados. Además, la compañía reveló que su codificador HEV/H.265 fue rediseñado desde cero, incluyendo también soporte para la reproducción en 4K y 8K.

La nueva GPU integrada también admitirá dispositivos con tecnología HDR y contará con la tecnología de Sincronización Adaptativa, para permitir velocidades variables de actualización, lo que a su vez suavizará las tasas de cuadros para los videojuegos.

Los usuarios no deberán esperar mucho tiempo para ver en las tiendas las GPUs integradas de la Gen11 de Intel, ya que serán presentadas en sus chips de 10 nm a partir del año entrante. Finalmente, la compañía confirmó sus planes de lanzar una GPU ‘discreta’ y diversas configuraciones de rendimiento y potencia para sus dispositivos de hardware en 2020.

Más en TekCrispy