Luego de casi 5 años del anuncio sobre la adquisición de OculusVR, Facebook parece haber dejado atrás la polémica sobre infracción de propiedad intelectual que rodeó el acuerdo.

ZeniMax, empresa matriz de Bethesda Softworks e id Software, ha declarado hoy que está de acuerdo con resolver su demanda contra Facebook y Oculus por el robo de secretos comerciales para el desarrollo de tecnología de realidad virtual.

ZeniMax presentó una demanda contra Facebook en 2014 luego de que John Carmack, cofundador de Id Software, se incorporara a las filas de Oculus como su líder de tecnología. En el documento judicial, que reclamaba hasta US$ 4 mil millones por daños, se afirmó que Palmer Luckey, fundador de Oculus, robó secretos comerciales y los usó para desarrollar las gafas Oculus Rift.

En 2017, ZeniMax ganó un litigio por US$ 500 millones en un tribunal de Texas, sin embargo, luego se descubrió que Oculus no robó secretos comerciales de la compañía. A mediados de este año, un juez federal redujo la indemnización por infracción de derechos de autor a US$ 250 millones, desechando además los cargos contra Luckey y Brendan Iribe, ex director general de Oculus. Ambas partes iniciaron el proceso de apelación de esta decisión, que continuó vigente hasta el anuncio del acuerdo de hoy.

En un comunicado, el CEO de ZeniMax, Robert Altman, afirmó:

Nos complace que se haya llegado a un acuerdo y que estemos totalmente satisfechos con el resultado (…) Si bien no nos gustan los litigios, siempre nos defenderemos enérgicamente contra cualquier infracción o malversación de nuestra propiedad intelectual por parte de terceros.

ZeniMax actualmente se dedica a la publicación de contenido interactivo y original para consolas de videojuegos, dispositivos portátiles y ordenadores. La compañía también demandó en mayo de 2017 a Samsung, alegando que el fabricante surcoreano también robó secretos comerciales para desarrollar sus gafas Gear VR. Sin embargo, el juez rechazó la petición.