Cubits, la plataforma de pagos de criptomonedas del Reino Unido, aplicó para un proceso de administración después del hackeo repentino que bloqueó los fondos de sus clientes, de acuerdo con una nota de prensa.

El hecho de solicitar un proceso de administración significa que una compañía insolvente ha designado a un administrador externo para que actúe en nombre de sus acreedores.

Cubits, el nombre de trading de la entidad legal Dooga Ltd., aseguró que había perdido alrededor de 29 millones de euros (unos 32.8 millones de dólares) a manos de estafadores en febrero de 2018 y que, hasta el momento, no había podido recuperarlos.

Ahora, Dooga ha acudido a administradores “para trabajar en conjunto con aquellos a los que la compañía le debe dinero y para recolectar el dinero que se debe”. Sobre este asunto, Steve Parker, uno de los dos nuevos administradores, comentó:

“Nuestra meta es conseguir el mejor desenlace para nuestros acreedores en general a la brevedad posible. La posición actual de Dooga está segura, las investigaciones están procediendo y estaremos contactando a los acreedores formalmente esta semana”.

Los usuarios de Cubits fueron alertados este lunes después de que el sitio web de la plataforma dejara de funcionar. Sin embargo, la compañía anunció a través de su cuenta de Twitter que se debía al mantenimiento, y que los servicios se resumirían a la brevedad posible.

Por otra parte, Opus Business, ahora a cargo de la administración de Cubits, no ha respondido al momento ninguna pregunta referente a los fondos bloqueados de los usuarios.

Este episodio infame se debe a tres traders chinos que supuestamente compraron Bitcoin (BTC) en Cubits a través del procesador de pagos de Malta Pay Secure Online LTD, conocida popularmente como PaySec.

La compañía supuestamente nunca le pagó a Dooga la deuda en moneda fiduciaria, lo que llevó a que la empresa tuviera una deuda de alrededor de 39.7 millones de dólares. Por esto, Dooga acudió a la corte de Malta asegurando que PaySec había trabajado en complicidad con los traders.