De acuerdo con Reuters, el fabricante de chips Super Micro anunció que tras una auditoría realizada a sus dispositivos, no  encontró hardware ni software espía.

La empresa de hardware china Super Micro, envió un comunicado a sus clientes, informando que, una auditoría realizada por la firma de seguridad Nardello & Co, arrojó que sus chips no contenían software y hardware malicioso, ni en sus placas base actuales, ni en las de la generación vendida a Amazon y Apple.

“Nardello probó muestras de placas base en la producción actual y las versiones que se vendieron a Apple Inc y Amazon.com Inc, que se nombraron en el artículo”, dijo una fuente a Reuters.

La investigación se realizó luego que un polémico reporte de Bloomberg señalara que China había implantado microchips en los servidores de Apple y Amazon, con el objetivo de realizar labores de espionaje en suelo estadounidense.

En los informes, Bloomberg aseguró que los chips usados para espionaje fueron fabricados por la firma china Super Micro. En su momento, la compañía respondió a las acusaciones diciendo:

 A pesar de la falta de pruebas de que exista un chip de hardware malicioso, estamos llevando a cabo una revisión complicada y que requiere mucho tiempo para seguir abordando el artículo.

Por su parte, las empresas Amazon, Apple y funcionarios del gobierno de EE.UU negaron las acusaciones e incluso instaron al medio a retractarse.

A pesar de la negación por parte de los involucrados, Bloomberg aseguró que estas labores de espionaje se vienen realizando desde el 2015 y que fueron confirmadas por investigadores privados independientes.

Según el reporte del medio, más de 30 compañías fueron afectadas por este microchip de espionaje.

Ahora, con el resultado de la auditoría a Super Micro se estaría echando por tierra los rumores de Boomblerg y respaldando las revisiones de seguridad existentes que no han mostrado signos de actividad sospechosa.