La compañía de transporte Lyft ha anunciado una asociación con Martha’s Table, una organización sin fines de lucro, para ofrecer a las familias residentes de zonas foráneas de Washington un mejor acceso a las tiendas de alimentos de la región a través de sus viajes compartidos.

Según la prensa local, Lyft dará inicio al programa piloto de viajes con 500 familias del Distrito 7 y 8 de la capital estadounidense. Llamada ‘Lyft Grocery Access’, la iniciativa permitirá a las familias acceder a viajes compartidos con destino a tres tiendas de alimentos por un pago mínimo de US$ 2.50.

El programa incluirá familias que tengan hijos inscritos en al menos una de las siete instituciones de educación elegidas por Lyft, sin embargo, las familias con niños que participan en el programa educativo de Martha’s Table también pueden formar parte de la iniciativa. En declaraciones a WCP, Caron Gremont, director de iniciativas de salud y bienestar de Martha’s Table, afirmó:

Creemos que el acceso a alimentos saludables es un derecho humano básico y todos, independientemente del código postal, lo merecen (…) Al este del río, no tienen las mismas oportunidades que el resto de los residentes en Washington. Eso está mal.

La prueba piloto dará inicio el próximo 1 de enero de 2019 y se extenderá hasta el 30 de junio. Durante este período de tiempo, los usuarios podrán realizar hasta 50 viajes en los coches de Lyft, lo que según la compañía, es suficiente para suplir las necesidades de cada familia en términos de acceso a comestibles.

Finalmente, Steve Taylor, gerente general de Lyft para la región, dijo que el servicio subsidiará el costo de los viajes para garantizar que los conductores reciban la tarifa justa por cada viaje realizado en el marco del programa.

El Distrito 7 y el Distrito 8 de Washingtón están catalogados oficialmente como los ‘desiertos de alimentos’ más grandes de la ciudad. Estas zonas tienen la principal característica de albergar a familias sin acceso a un vehículo, quienes además viven en condiciones de pobreza extrema, según los estándares federales de EE.UU.