Los cangrejos azules son una especie de gran importancia para la industria pesquera de los Estados Unidos.

Los cangrejos azules son unos crustáceos de gran importancia para el ecosistema, además de tener un gran valor para la industria pesquera en los Estados Unidos. No obstante, el cambio climático podría ser devastador para esta especie de cangrejos.

Según una investigación reciente, el cambio climático ha disminuido la calidad del agua que representa el ecosistema de los cangrejos azules. En particular, las condiciones de hipoxia y acidificación del agua podría estar afectando el ciclo de vida de estos crustáceos.

El cambio climático aumenta las tasas de mortalidad entre los cangrejos azules

Los más recientes estudios en torno a la vida de las especies acuáticas demuestran que las condiciones de bajo oxígeno y pH bajo en los sitios de desove de los cangrejos azules han aumentado los niveles de mortalidad de los cangrejos azules.

Los cangrejos azules viven en una amplia red de estuarios que se expanden a todo lo largo de la costa atlántica de los Estados Unidos. En particular, estos crustáceos tienen una gran importancia ecológica, además de ser altamente preciados para la industria pesquera Norteamericana. No obstante, el cambio climático podría estar afectando gravemente a esta especie.

Específicamente, se ha observado que estos cangrejos suelen desovar en los estuarios en épocas del año donde los problemas de calidad del agua son más marcados. En este sentido, condiciones como la baja disolución del oxígeno en el agua, así como bajos niveles de pH, estarían afectando la vida de los cangrejos azules desde sus primeras etapas de desarrollo.

Para concluir esto, un equipo de investigadores analizó los efectos de la hipoxia y la acidificación de las aguas sobre el desarrollo de los cangrejos azules desde sus primeras etapas de vida. De esta manera, se descubrió que estos factores representan factores estresantes que han aumentado los índices de mortalidad en esta especie.

Deben implementarse medidas urgentes para preservar las especies marinas

La acidificación de las aguas está afectando gravemente la vida de los cangrejos azules.

Investigaciones previas han demostrado que la hipoxia y la acidificación del agua son condiciones comunes en las zonas costeras. Sin embargo, este fenómeno ha ido incrementándose con el pasar del tiempo.

En este sentido, se ha encontrado que muchos estuarios están sobre-enriquecidos con nitrógeno, lo que disminuye los niveles de oxígeno y pH del agua. Esto afecta a muchas especies marinas. Por ejemplo, se ha demostrado que la acidificación de las aguas afecta el olfato de los peces, en detrimento de sus habilidades para encontrar comida, además de hacerlos más vulnerables a los depredadores.

En este caso, se descubrió que la acidificación de las aguas, en conjunto con la disminución del pH afecta la vida de los cangrejos desde sus primeras etapas de desarrollo; así, es alarmante el aumento de las tasas de mortalidad de estos crustáceos dadas las mencionadas condiciones.

Al respecto, los investigadores enfatizan en la importancia de frenar el cambio climático, ya que se ha registrado una disminución cada vez más marcada de los niveles de oxígeno y pH en los océanos, lo que podría tener consecuencias devastadoras para el ecosistema.

La buena noticia es que la implementación de políticas públicas adecuadas en torno a la conservación ambiental puede mejorar la calidad de las aguas, protegiendo a las especies que hacen vida en estos ecosistemas. Por tanto, se hacen necesarios importantes esfuerzos para disminuir los factores que están ocasionando la acidificación y la hipoxia de las aguas, a fin de preservar las especies marinas.

Referencia: Individual and combined effects of low dissolved oxygen and low pH on survival of early stage larval blue crabs, Callinectes sapidus, (2018). https://doi.org/10.1371/journal.pone.0208629