Financial Action Task Force (FATF), una organización dedicada a la implementación de políticas contra el lavado de dinero a nivel mundial, considera que los intercambios de criptomonedas presentan un “bajo riesgo” para dicha actividad en el Reino Unido. Esto de acuerdo a un estudio reciente publicado por la autoridad para diciembre del 2018.

El informe lleva como título “Medidas contra el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo en el Reino Unido”. En este, el regulador afirma que a pesar de que estas actividades representan un “riesgo emergente”, aún no existen pruebas suficientes que sugieran que las mismas se estén llevando a cabo por medio de los intercambios de criptomonedas.

Sin embargo, la institución ha solicitado la elaboración de un plan con normas contra el lavado de dinero, así como el financiamiento de la lucha contra el terrorismo, a las autoridades del Reino Unido. Dicha medida aplicaría no solo al sector de las criptomonedas en su territorio, sino también otros lugares, pare reducir los riesgos.

Por su parte, GAFI acudió al Reino Unido para:

“Continuar desarrollando una comprensión de los riesgos emergentes (como las monedas virtuales) y las brechas de inteligencia, y tomar las medidas adecuadas”.

Ahora bien, el informe también señala que las autoridades del Reino Unido han reconocido que el carácter anónimo que se maneja en el sector de la criptomonedas conlleva ciertas vulnerabilidades. Es por ello que consideran regular las plataformas de intercambio bajo la quinta directriz de la Unión Europea contra el lavado de dinero. A su vez, monitorearán dichos servicios cuando involucren intercambio entre criptomonedas y dinero fiat.

No está de más resaltar que este estudio se publicó justo antes de que GAFI emita una guía para la regulación global de este mercado, la cual se espera para junio del 2019. En esta, la organización estipulará la forma correcta en la que las naciones deben manejar los intercambios, empresas que emiten ICO y los servicios de billeteras digitales.