Para los gatos, el catnip es similar a lo que la marihuana es para los humanos.

Existe una planta, llamada catnip, que produce un notable efecto placentero en los gatos. Basta mirar algunos videos en Internet para darse cuenta como los gatos se vuelven locos por esta planta.

Al respecto, recientemente, un equipo de investigadores ha obtenido pistas respecto a los mecanismos de producción de nepetalactone, el químico del catnip que enloquece a los gatos. Esto, a fin de cuentas, podría significar un avance en el campo del tratamiento contra el cáncer.

¿Cómo se produce este químico en el catnip?

El catnip, también llamado la hierba de los gatos o menta gatuna, es una planta común en Europa de la familia Lamiaceae. Esta planta, cuyo nombre científico es Nepeta cataria, tiene un efecto sumamente curioso en los felinos. A grandes rasgos, el catnip produce en los gatos un efecto similar a la marihuana en los humanos.

Específicamente, cuando los gatos están expuestos a esta planta, experimentan un gran estado de euforia que los pone juguetones y les hace sentir placer. No por nada, son muchos los videos jocosos en internet de nuestros queridos felinos bajo los efectos del catnip.

El químico responsable de este éxtasis felino recibe el nombre de nepetalactone, una sustancia que pertenece a la familia de los terpenos. Lo curioso del caso es que esta molécula forma parte de una serie de procesos inusuales que no se han observado hasta el momento. Ahora, un equipo de científicos adscritos al Centro John Innes, ha descubierto cómo se produce el nepetalactone en el catnip.

Comúnmente, en las plantas, los terpenos se producen a partir de una sola enzima. Sin embargo, de acuerdo a los investigadores, los terpenos del catnip se producen gracias a un proceso que consta de dos pasos. Primero, una enzima activa un compuesto precursor que, posteriormente otra enzima absorbe para producir el nepetalactone.

Este mecanismo de dos etapas no había sido observado hasta el momento. No obstante, se espera que algo semejante ocurra en la síntesis de medicamentos comúnmente usados como parte de la quimioterapia para tratar el cáncer.

¿Qué implicaciones tienen estos resultados?

Cuando el catnip es ingerido por los gatos, tiene efectos sedativos; sin embargo, cuando es olfateado, produce un estado de euforia en los felinos.

En resumen, los investigadores descubrieron que cuando el catnip produce el nepetalactone, se ponen en marcha procesos químicos inusuales que no se observan en otras plantas. Mientras que en la mayoría de las plantas productoras de esta familia de químicos, el proceso amerita únicamente una enzima, en el catnip el mecanismo es más complejo.

En el particular, la producción de nepetalactone en el catnip requiere de dos enzimas, una que activa un compuesto precursor que posteriormente se unirá a otra enzima para formar el compuesto químico. Este descubrimiento tiene varias implicaciones.

En primer lugar, los procesos inusuales que muestra el catnip en la producción del químico podrían arrojar luces en torno al desarrollo de compuestos que puedan emplearse para el tratamiento de enfermedades como el cáncer.

No conforme con esto, los hallazgos podrían tener implicaciones en la industria agropecuaria, ya que estos mecanismos pudiesen arrojar pistas en torno a las interacciones planta-insectos, favoreciendo mejores mecanismos de producción.

Por último, pero no menos importante, los investigadores plantean que este descubrimiento podría ayudar a producir químicos que induzcan sensaciones similares en los gatos. En tanto esto ocurre, se tienen planteadas nuevas investigaciones a fin de determinar el rol de estos químicos en las plantas.

Referencia: Uncoupled activation and cyclization in catmint reductive terpenoid biosynthesis, (2018). https://doi.org/10.1038/s41589-018-0185-2