Estudio sugiere que los niños aborígenes de Canadá están sujetos a mayores tasas de sufrimiento que otros niños.

De acuerdo a los resultados de un estudio reciente, los niños aborígenes de Canadá, también llamados niños de Las Naciones Originarias de Canadá, experimentan mayores tasas de sufrimiento, a nivel físico y mental, que el resto de los niños del mencionado país.

En líneas generales, esto se debe a que estos niños no tienen garantías de acceso a servicios especializados, tanto de atención médica como de salud mental, tal como lo tendrían niños con otros orígenes étnicos que comparten su nacionalidad.

Los hombres son más sensibles al recuerdo del dolor que las mujeres

Los niños de Las Naciones Originarias de Canadá experimentan mayores tasas de sufrimiento

Según investigación reciente, los niños y jóvenes pertenecientes a los pueblos que se corresponden con Las Naciones Originarias de Canadá, están experimentando más dolor que los niños que tienen diferentes orígenes étnicos. Para concluir esto, un equipo de investigadores analizó los registros médicos de 2631 niños y jóvenes, tanto de las Primeras Naciones como de diversos orígenes étnicos, desde el año de 1997 hasta el 2015.

De esta manera, se encontró que los niños y jóvenes pertenecientes a pueblos de Las Naciones Originarias de Canadá, suelen buscar tratamiento para 10 de 13 indicadores de dolor de forma más frecuente que otros jóvenes. Esto incluye el ingreso a unidades de cuidados intensivos neonatales, problemas dentales, dolor de oído, cefalea, quemaduras, diabetes, fracturas y heridas diversas.

En este sentido, se observó que estos niños suelen sufrir en mayor proporción de las afecciones mencionadas; sin embargo, fue llamativo que el porcentaje de visitas a centros especializados de salud fue menor en este grupo étnico. También, los investigadores descubrieron que los jóvenes pertenecientes a los pueblos aborígenes tienen entre cinco y siete veces más probabilidades de cometer suicidio que el resto de la población.

Esto significa que los niños pertenecientes a Las Naciones Originarias de Canadá corren mayores riesgos que podrían atentar contra su salud que los jóvenes pertenecientes a otros grupos étnicos.

La falta de garantías de acceso a servicios de salud merman la calidad de vida de los niños aborígenes de Canadá

Los investigadores recomiendan políticas públicas a fin de proteger la salud de los niños aborígenes.

Sobre la base de los resultados obtenidos, los investigadores concluyen que los niños y jóvenes aborígenes de Canadá sufren de mayores tasas de dolor y sufrimiento que otros niños del mencionado país.

A grandes rasgos, se observó que experimentan una mayor cantidad de problemas de salud física y mental que el resto de la población; sin embargo, al comparar los registros de asistencia médica, los investigadores notaron que este grupo étnico no suele recibir la atención especializada en estos casos para evitar consecuencias negativas.

Los hombres son más sensibles al recuerdo del dolor que las mujeres

En resumen, la falta de garantías de atención médica que se ciñe sobre este grupo étnico se traduce en mayores tasas de sufrimiento infantil, además de mayores probabilidades de muerte. En este caso, los niños pertenecientes a Las Naciones Originarias de Canadá se ven obligados a enfrentar una falta de servicios de atención médica de calidad, además de largos tiempos de espera que se asocian a diagnósticos retrasados, lo que compromete su calidad de vida.

Por tanto, los investigadores sugieren que esta población podría ser un grupo altamente vulnerable a complejos problemas físicos y mentales; en atención a esto se recomienda desarrollar políticas públicas que prioricen el acceso de este grupo étnico a diversos servicios de salud a fin de velar por su bienestar.

Referencia: Occurrence of and referral to specialists for pain-related diagnoses in First Nations and non–First Nations children and youth, (2018). https://doi.org/10.1503/cmaj.180198

Más en TekCrispy