De haber realizado el procedimiento como corresponde, probablemente esta mujer aún seguiría con vida.

Existe un procedimiento sencillo, llamado lavado de cavidades nasales, que sirve para limpiar los senos paranasales. Sin embargo, esta técnica puede ser potencialmente mortal. En líneas generales, el procedimiento implica usar algún tipo de dispositivo de irrigación, como una olla Neti, a fin de administrar alguna solución estéril para limpiar los orificios nasales.

No obstante, por más simple que pueda parecer, el lavado de los senos paranasales, puede terminar en la muerte. Tal como veremos a continuación, cuando no se sigue el protocolo recomendado, se corre el riesgo de experimentar peligrosas consecuencias.

Un lavado nasal de rutina acaba con la vida de una mujer de 69 años

Para ilustrar el peligro asociado a no seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas, tenemos el caso de una mujer que murió tras realizarse un lavado en sus cavidades nasales. Específicamente, se trata de una paciente de 69 años de edad quien sufría de una infección sinusal crónica.

En vista de que los síntomas no respondían al tratamiento farmacológico, su médico de cabecera le recomendó usar un dispositivo de irrigación salina para limpiar sus senos paranasales. La idea es que este procedimiento permite limpiar los orificios nasales de cualquier agente obstructivo. No obstante, tal como rezan las instrucciones, es importante usar una solución libre de agentes infecciosos.

Esto significa que debe usarse agua estéril. En este sentido, hay dos posibilidades: comprar el agua destilada o usar agua del grifo luego de hervirla durante unos tres a cinco minutos. En la misma línea, el dispositivo de irrigación también debe ser esterilizado antes de utilizarse.

La mala noticia es que esta paciente omitió por completo estas instrucciones. En lugar de utilizar una solución estéril, limpió sus senos paranasales con agua del grifo sin hervir. Así pasó todo un mes realizándose los lavados correspondientes. De esta manera, poco a poco la sinusitis se convirtió en un raro sarpullido en su nariz.

Estos raros síntomas la motivaron a visitar al dermatólogo, quien no mostró sospechas de algún rato padecimiento. Sin embargo, el rápido deterioro de salud que experimentó esta paciente, arrojó luces respecto a lo que estaba pasando. Casi un año después de la aparición del sarpullido, la mujer experimentó un ataque en el que perdió la consciencia, además de afectar sus capacidades motoras en el lado izquierdo de su cuerpo.

La importancia de seguir al pie de la letra las instrucciones de los procedimientos médicos

Así fue como una sinusitis se transformó en una mortal infección cerebral.

Luego de este violento ataque, una tomografía reveló lo que parecía un tumor en la corteza motora derecha del cerebro de la paciente. Más adelante, una biopsia reflejo la presencia de necrosis en el tejido circundante del tumor. Pero esto no quedaría allí.

Unos días más tarde, la paciente regresaría con otros síntomas; tras más estudios, se descubrió que las lesiones se habían expandido por todo el cerebro. En vista del complicado cuadro, un neuropatólogo planteó la posibilidad de una infección amebiana, lo que fue confirmado rápidamente. En síntesis, la mujer estaba sufriendo de una infección por una ameba, llamada Balamuthia mandrillaris, que estaba ocasionando que su tejido cerebral se necrotizara.

Lamentablemente, el descubrimiento no fue lo suficientemente rápido, pues a pesar del tratamiento, su estado de salud se deterioró rápidamente y, en una semana, la paciente perdió la vida. Al respecto, los médicos indican que lo más probable es que este microorganismo ingresara al cerebro de esta mujer gracias al lavado nasal inadecuado.

En este sentido, sería el primer caso de infección cerebral causado por B. mandrillaris por un lavado nasal incorrecto. No obstante, se han registrado casos previos en los que otro tipo de ameba, llamada Naegleria fowleri, infecta el cerebro humano tras un lavado nasal.

Por tanto, si bien los casos son poco frecuentes, los especialistas son enfáticos al recomendar seguir al pie de la letra las instrucciones sugeridas a la hora de realizar cualquier procedimiento médico; independientemente de si se trata de algo tan sencillo como un lavado nasal.

Referencia: Fatal Balamuthia mandrillaris brain infection associated with improper nasal lavage, (2018). https://doi.org/10.1016/j.ijid.2018.09.013

Más en TekCrispy