El pasado mes de noviembre, cerca de 20,000 empleados de Google abandonaron sus puestos de trabajo en protesta por una práctica de la compañía que les impide a los trabajadores denunciar a su empleador ante un tribunal por faltas graves como el acoso sexual. Esta práctica lleva por nombre ‘arbitraje forzoso’, y exige a los empleados resolver los problemas dentro de la empresa y no en un tribunal.

Sin embargo, diversos estudios y la historia de la industria en general han demostrado que, por lo general, este tipo de disputas favorece en gran medida a los empleadores, dejando a los trabajadores con remuneraciones mucho más bajas en comparación con los casos denunciados ante un tribunal.

Luego de la huelga de noviembre, Google desistió del arbitraje forzoso para los acoso sexual y agresión por parte de sus directivos, sin embargo, los demás casos en contra de los trabajadores no se mencionaron y el cambio únicamente aplicó para los trabajadores a tiempo completo.

Más allá del caso específico de Google, una gran cantidad de firmas tecnológicas actuales incurren en este tipo de prácticas regularmente. Por ello, un grupo de empleados de Google, incluyendo los promotores de la huelga de noviembre, publicaron una carta abierta el día de hoy invitando a los trabajadores de otras compañías para unirse en una sola voz y eliminar el arbitraje forzoso.

Google lleva a cabo proyecto de salud mental para empleados sin recopilar datos

De hecho, han creado un nuevo grupo llamado ‘Googlers para eliminar el arbitraje forzoso’, y su principal objetivo parece ser formar una coalición de empleados de tecnología de diversas compañías. En este sentido, el comunicado revela:

Hoy les pedimos a todos nuestros compañeros de trabajo de la industria que se unan a nuestra lucha para poner fin al arbitraje forzado (…) 2019 debe ser el año para poner fin a un sistema de justicia privatizada que afecta a más de 60 millones de trabajadores solo en los Estados Unidos.

En el documento, se asegura que los principales líderes laborales de Google han escuchado el testimonio de trabajadores de otras 15 empresas importantes de tecnología sobre sus experiencias negativas con el arbitraje forzoso. La carta publicada hoy también adjunta un formulario de inscripción para todos los trabajadores interesados en sumarse a la iniciativa.

Más en TekCrispy