Existe una alta prevalencia de insomnio entre los adultos mayores, y en muchos casos, no hay una razón obvia que justifique este trastorno del sueño, el cual ha sido asociado a una variedad de enfermedades que van desde diabetes tipo 2, padecimientos cardiovasculares y obesidad, hasta trastornos de salud mental como la depresión.

Pero los resultados de un reciente estudio ofrecen nuevas pistas, al encontrar una relación significativa entre el insomnio en adultos mayores y los niveles de contaminación lumínica, lo que sugiere que existe una relación entre la luz artificial y la facilidad con que se puede conciliar y mantener el sueño.

Lo que debes saber de los “mensajes ocultos” en las canciones que se reproducen al revés

Efectos de la luz artificial

La conexión entre la luz y el sueño está bien documentada. Investigaciones previas indican que la luz emitida por las pantallas puede afectar a las células sensibles a la luz en la retina y restablecer el reloj corporal, una estructura cerebral que controla el ciclo de sueño-vigilia.

Un nuevo estudio sugiere que la exposición a la contaminación lumínica puede causar un aumento en el uso de pastillas para dormir.

Si bien puede parecer elemental que la luz que proviene de las computadoras portátiles y los teléfonos inteligentes interrumpe el sueño, puede sorprender que la luz nocturna artificial en el exterior pueda tener un efecto similar.

Para explorar el posible vínculo de la contaminación lumínica con la salud del sueño en adultos mayores, los investigadores analizaron datos de la Cohorte Nacional de Muestras del Servicio Nacional de Seguro de Salud de (NHIS-NSC), un estudio poblacional realizado en Corea del Sur entre los años 2002 y 2013.

La población del estudio incluyó a 52.027 adultos de 60 años o más, de los cuales 60 por ciento eran mujeres, todos sin diagnostico formal de padecer un trastorno del sueño.

Los investigadores utilizaron datos satelitales para mapear la luz artificial al aire libre, y combinaron esta información con los distritos residenciales de cada individuo, a fin de determinar el alcance de exposición a la luz de los participantes.

Después de aplicar modelos estadísticos, los investigadores evidenciaron una asociación significativa entre la intensidad de la iluminación nocturna artificial al aire libre y la prevalencia del insomnio entre la población estudiada.

Pastillas para dormir

El equipo también recopiló datos del estudio NHIS-NSC sobre el uso de dos fármacos hipnóticos: zolpidem y triazolam. Aproximadamente el 22 por ciento de la población estudiada tenía prescripciones para este tipo de medicamento.

El estudio sugiere una relación entre la luz artificial y la facilidad con que se puede conciliar y mantener el sueño.
Si las moscas pueden vivir largas vidas sin dormir, ¿por qué no podemos nosotros?

Luego de estratificar la exposición individual a la luz nocturna al aire libre por cuartiles, los investigadores encontraron que una mayor exposición a la luz se correlacionaba con un número significativamente mayor de recetas de medicamentos hipnóticos, así como una dosis diaria más alta.

Los autores del estudio concluyen que los resultados de esta investigación, revelan datos indicativos que la iluminación nocturna artificial al aire libre podría estar vinculada a la privación del sueño.

Referencia: Outdoor Artificial Nighttime Light and Use of Hypnotic Medications in Older Adults: A Population-Based Cohort Study, Journal of Clinical Sleep Medicine, 2018. http://dx.doi.org/10.5664/jcsm.7490

Más en TekCrispy