Policia Japon Arresto Robo Bitcoin

Los números publicados por la Agencia Nacional de Policía de Japón (NPA, por sus siglas en inglés) esta semana muestran un fuerte aumento de informes de transacciones sospechosas de los Exchanges de criptomonedas en 2018.

En total, la policía recibió 5.944 informes de transacciones sospechosas de enero a octubre de este año. El total es aproximadamente ocho veces más de los 669 casos registrados en 2017, luego de que las nuevas reglas obligaran a los Exchanges a informar sobre operaciones sospechosas que entraron en vigor en abril de ese año.

Ya ha pasado algún tiempo desde que comenzó el sistema de informes, y ha sido adoptado por la industria a través de la orientación de la Agencia de Servicios Financieros“, dijo un funcionario de NPA sobre las razones del repentino aumento.

Las actividades sospechosas mencionadas por el informe incluyen la utilización de una misma foto de identificación por parte de varios usuarios; varias cuentas comerciales abiertas desde una misma misma dirección IP; y registro de números de teléfonos fuera de servicio. La NPA afirma que esas cuentas pudieran estar asociadas a lavado de activos, con el comercio de drogas ilegales y la pornografía infantil.

La introducción en Japón de abril de 2017 de la obligación legal de informar sobre transacciones sospechosas fue parte de una tendencia mundial más amplia para imponer contramedidas para evitar que las criptomonedas se utilicen en fines ilegales.

Cabe destacar que la policía japonesa ha estado utilizando activamente estos informes en sus investigaciones. En enero de este año, el Departamento de Policía Metropolitana de Tokio investigó a tres personas que usaban las tarjetas de crédito de otras personas para comprar Bitcoins. Los individuos cambiarían la moneda al yen japonés a través de una cuenta de operaciones que tenían en una empresa con sede en los Estados Unidos y luego moverían el yen a una cuenta abierta con una identificación falsa.