Algunos países de la Unión Europea (UE) han planteado endurecer la normativa de la institución sobre la recopilación de datos privados de los usuarios por parte de los organismos policiales como parte de la llamada ‘evidencia electrónica’. La propuesta permitiría a los países miembros de la UE solicitar a las compañías de telecomunicaciones datos de presuntos delincuentes almacenados en sus servicios en la nube.

El grupo destacó la creciente tendencia que existe en Europa de establecer normativas rigurosas con respecto a los gigantes tecnológicos, como la reciente investigación antimonopolio contra Google. Esta propuesta también se produjo luego de los ataques terroristas que recientemente azotaron el territorio europeo, además de la presión que las autoridades están ejerciendo sobre las compañías tecnológicas para recolectar evidencia a partir de los datos de los usuarios.

Además, el hecho de que los usuarios almacenen y compartan sus datos privados a través de servicios de mensajería cifrada como WhatsApp y Telegram, ha puesto bajo la lupa de la autoridades la manera en que los delincuentes utilizan eta plataformas para llevar a cabo sus actos ilícitos.

Las llaves de seguridad Titan de Google llegan a Japón, Francia, Canadá y Reino Unido

El órgano legislativo de la UE, la Comisión Europea, presentó el proyecto de ley sobre la evidencia electrónica el pasado mes de abril. En la normativa, se establece un plazo de 10 días para que las compañías respondan la solicitud de las autoridades y 6 horas en caso de emergencia. En caso de no cumplir con este plazo, las empresas podrían pagar multas de hasta el 2 por ciento de sus ingresos anuales.

En la propuesta se incluyen a los servicios de telecomunicaciones, empresas de comercio electrónico y proveedores de Internet. Los datos que podrían ser examinados por la policía van desde la información de acceso a sus cuentas en línea hasta el contenido compartido y las transacciones financieras realizadas en diversas plataformas web.

Más en TekCrispy