El mundo es un lugar vasto para la diversidad de pensamiento. Así, podemos encontrar personas que creen fervientemente en teorías conspirativas y, en el otro extremo, encontramos a aquellos que solo confían en los descubrimientos científicos. En la misma línea, el pensamiento respecto al origen el hombre se ha polarizado entre creacionistas y evolucionistas.

Al respecto, siguiendo los resultados de una investigación reciente, los creacionistas y los fieles creyentes de las teorías conspirativas comparten una determinada forma de pensar. Este pensamiento, incompatible con el razonamiento científico, les lleva a negar cualquier tipo de evidencia objetiva que contradiga sus creencias.

Sugerencias de búsqueda en Safari arroja resultados sobre webs de conspiración

Existe un vínculo entre los creacionistas y los creyentes en teorías conspirativas

En teoría, las personas tienen libertad de pensamiento. Esto quiere decir que, si una persona desea creer que la humanidad y la naturaleza en general fueron creadas por un ente espiritual con un propósito determinado, es libre de hacerlo. De igual forma, esto significa que si una persona se empeña en defender la idea de que el calentamiento global no existe sino que no es más que un invento con fines subyacentes, tiene la libertad de hacerlo.

Lo complicado del caso es que estas personas suelen negar evidencias científicas que contradigan sus creencias. Asimismo, las creencias guían el comportamiento; por lo tanto, una persona que crea que el calentamiento global no es real, no hará nada por evitar contaminar. Más peligroso aun es cuando este pensamiento es mantenido por el líder de una nación sumamente poderosa a nivel mundial.

Al respecto, un equipo de investigadores ha encontrado un vínculo psicológico entre los creacionistas y las personas que creen en teorías conspirativas. Así, tras llevar a cabo una serie de estudios en los que participaron más de 2.000 personas, se encontró que aquellos que rechazan la teoría de la evolución y los creyentes de teorías conspirativas, comparten una forma de pensar: el pensamiento teleológico.

De hecho, se observó que los creacionistas muestran una mayor tendencia a creer en teorías conspirativas que el resto de las personas. Esto podría indicar que ambas corrientes de pensamiento están basadas en la misma forma de razonar.

¿Qué es el pensamiento teleológico?

El pensamiento teleológico implica creer que las cosas surgen y pasan de acuerdo a un propósito determinado. Para ilustrar esto, imaginemos a un niño argumentando que llueve porque los árboles tienen sed. Así, se le asigna un propósito a la ocurrencia de determinados fenómenos, ignorando que, por ejemplo, la lluvia no tiene un propósito último, sino que es causada por fenómenos físicos.

En la misma línea, los creacionistas tienden a pensar que las cosas poseen determinadas cualidades por un propósito específico. En este caso, un creacionista argumentaría que las jirafas tienen el cuello tan largo porque su propósito es alcanzar las hojas de los árboles. Por su parte, un evolucionista explicaría que las jirafas tienen el cuello largo gracias a procesos evolutivos.

Similar a esto, los creyentes en teorías conspirativas se basan en la premisa de que las cosas pasan por alguna razón particular. En esta línea de pensamiento, el calentamiento global sería un invento de los científicos para limitar, de alguna forma, el crecimiento industrial.

Rusia emprenderá una investigación para corroborar si Estados Unidos llegó realmente a la Luna

En resumen, el vínculo psicológico que une a los creacionistas con los creyentes de las teorías conspirativas es el pensamiento teleológico, un tipo de razonamiento a partir del cual se le asignan propósitos a los fenómenos naturales.

Finalmente, los investigadores explican que este tipo de pensamiento hace que las personas rechacen el pensamiento científico, sesgando su interpretación de los eventos, lo que puede influir sobre su comportamiento.

Referencia: Creationism and conspiracism share a common teleological bias, (2018). https://doi.org/10.1016/j.cub.2018.06.072

Más en TekCrispy