Los pacientes con Alzheimer pueden mostrar síntomas muy diferentes entre sí.

Si bien el Alzheimer es una enfermedad de alta prevalencia a nivel mundial, sigue siendo un misterio para los científicos. En este sentido, aún se desconocen las causas específicas de esta enfermedad y, de hecho, se plantea que en realidad podría ser más variada de lo que se plantea tradicionalmente.

A este respecto, dado que no todos los pacientes con Alzheimer muestran características idénticas, un equipo de investigadores sugiere que esta enfermedad debería tratarse como 6 enfermedades distintas. Esto tendría implicaciones sobre el abordaje terapéutico más adecuado según el progreso de la enfermedad.

Nuestro cerebro combina recuerdos para resolver problemas

El Alzheimer no es una enfermedad con síntomas homogéneos

Hasta el momento, el Alzheimer se clasifica como Alzheimer de inicio temprano o de inicio tardío. Esto depende del momento en el que empiezan a aparecer los síntomas. Sin embargo, un estudio reciente sugiere que esta enfermedad debería subdividirse, a fin de tratarla de forma más efectiva.

Para concluir esto, los investigadores trabajaron con la información de 4.050 pacientes con Alzheimer de inicio tardío que se dividieron en seis grupos en función de sus niveles de funcionamiento cognitivo al momento del diagnóstico. Específicamente, los procesos cognitivos tomados en cuenta fueron la memoria, las funciones ejecutivas, el lenguaje y el funcionamiento visoespacial.

Al hacer esto, se observó un patrón llamativo. Un primer grupo, en el que se incluyó la mayor el mayor porcentaje de participantes, en total el 39% de los pacientes, mostraron puntuaciones similares en los cuatro procesos cognitivos tomados en cuenta. Por su parte, el segundo grupo, representado por el 27% de los pacientes, presentaron calificaciones de memoria significativamente más bajas en comparación con los otros aspectos evaluados.

Los siguientes tres grupos mostraron puntajes bajos en lenguaje, funcionamiento visoespacial o funciones ejecutivas en comparación con los otros procesos cognitivos. Finalmente, el sexto grupo, representado por el 6% de los participantes, mostró puntuaciones bajas en los cuatro dominios cognitivos.

Esto aporta evidencias de la diversidad de síntomas que pueden mostrar los pacientes con Alzheimer, reafirmando la idea de que la enfermedad debe ser tratada en función de seis subtipos distintos. Para ir aún más allá con los resultados, los investigadores decidieron comparar las variaciones genéticas entre los diferentes grupos.

Tratar el Alzheimer como enfermedades distintas podría mejorar la eficacia de los tratamientos

Replantear el Alzheimer en función de diferentes subgrupos podría mejorar la eficacia de los abordajes terapéuticos.

Tras analizar las variaciones genéticas entre los seis subtipos distintos de Alzheimer, se encontró que 33 polimorfismos de un solo nucleótido estaban asociados a varios de los subgrupos. En especial, una variación genética, el alelo APOE e4, se evidenció como un factor de riesgo importante para el desarrollo de esta enfermedad en personas con ascendencia europea.

Dormir debe ser una prioridad para todos los estudiantes, te contamos por qué

Por tanto, los investigadores son enfáticos a la hora de afirmar que el Alzheimer, en lugar de ser un trastorno único, debe ser considerado en función de seis subtipos con sus características particulares. Esto explicaría por qué los tratamientos puestos en marcha para luchar contra la enfermedad no funcionan de la misma forma en todos los pacientes.

Finalmente, de actualizar el abordaje al Alzheimer en función de subtipos particulares, sería posible diseñar tratamientos dirigidos específicamente a las características de cada subgrupo; esto podría mejorar la eficacia de las intervenciones terapéuticas.

Referencia: Genetic data and cognitively defined late-onset Alzheimer’s disease subgroups, (2018). https://doi.org/10.1038/s41380-018-0298-8

Más en TekCrispy