En lo que a recibir atención médica se refiere, es de suma importancia hablar con total honestidad. La idea es que seamos completamente honestos con nuestro médico, a fin de que este pueda entender el panorama completo respecto a nuestra salud y tomar las decisiones más apropiadas.

Sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que más de un tercio de las personas suelen mentirle a sus médicos sobre diferentes aspectos relacionados a su salud. Esto, a la larga, podría tener peligrosas consecuencias que podrían evitarse si tan solo fuésemos honestos.

Más de la mitad de las enfermedades humanas se originan en los animales

Muchas personas suelen mentirle al médico

A fin de brindar una mejor calidad de servicio, los profesionales de la salud necesitan la mayor cantidad de información posible sobre los hábitos y las creencias de los pacientes. Sin embargo, se ha encontrado que las personas suelen mentirle a sus médicos; si bien esto no es algo nuevo, lo sorprendente del caso es la cantidad de personas que suelen mentir con regularidad en las consultas médicas.

Para analizar este fenómeno, Andrea Gurmankin Levy, una Profesora Asociada de Ciencias Sociales en el Middlesex Community College, junto a un equipo de investigadores, llevó a cabo un estudio a gran escala.

Específicamente, se trabajó con una encuesta nacional en línea en la que participaron dos poblaciones distintas; en primer lugar, se obtuvo información de 2.011 personas con una edad promedio de 36 años y, en segundo lugar, se recogieron los datos de 2.499 personas con una edad promedio de 61 años.

En la encuesta se le presentó a los participantes una serie de situaciones frecuentes en las que un paciente podría sentirse tentado a mentir u ocultarle información a su médico de confianza. La idea era que las personas seleccionaran todas las opciones que hubiesen experimentado en algún momento y posteriormente se les preguntó sobre las razones de su decisión.

De esta manera se descubrió que es sumamente frecuente que las personas le mientan a su médico sobre hábitos saludables, como la dieta y el ejercicio, además de conductas de riesgo, como el tabaquismo y el sedentarismo.

En la misma línea, se observó que las personas suelen mentir respecto a sus creencias sobre los tratamientos recetados y sobre la puesta en marcha de las recomendaciones médicas. También, los participantes reportaron que son pocas las oportunidades en las que le admiten a su médico que no han entendido las instrucciones médicas recibidas.

Las personas le mienten al médico para evitar juicios y sermones

Mentirle al médico puede conllevar peligrosas consecuencias para la salud.

En resumen, los investigadores descubrieron que las personas suelen mentirle a su médico de confianza para proyectar una imagen más favorable de sí mismos. En este sentido, las mentiras suelen girar en torno a la supuesta adopción de hábitos saludables, mientras se omiten conductas de riesgo.

Asimismo, las personas suelen mentir al afirmar que siguen las recomendaciones médicas al pie de la letra, a pesar de que en realidad esto no sea cierto. Igualmente, son pocas las personas que se atreven a confesar que no han entendido las recomendaciones dadas por el médico.

Al respecto, se encontró que las personas mienten para evitar ser juzgados por sus médicos. En este caso, el médico representa una figura de autoridad y los pacientes prefieren proyectar una imagen favorable de sí mismos, además de evitar reclamos o regaños por parte del médico. En pocas palabras, los pacientes desean que sus médicos los perciban como personas capaces de tomar buenas decisiones.

Usar el transporte público podría ser beneficioso para tu salud

Sin embargo, esto puede implicar peligrosas consecuencias para la salud, ya que si el médico no tiene la información completa o la información real, es poco probable que se tomen decisiones acertadas.

Por tanto, los investigadores recomiendan que tanto los profesionales de la salud como los pacientes deben trabajar por mejorar la relación médico-paciente, a fin de obtener los mejores resultados y prevenir posibles daños innecesarios.

Referencia: Prevalence of and Factors Associated With Patient Nondisclosure of Medically Relevant Information to Clinicians, (2018). https://www.doi.org/10.1001/jamanetworkopen.2018.5293

Más en TekCrispy