Este jueves, el Parlamento Australiano aprobó un proyecto de ley que exigirá a gigantes tecnológicos como Google o Apple, entregar la información confidencial encriptada.

Luego de once horas de discusión, la Cámara Baja del Parlamento Australiano, aprobó un proyecto de ley que obligaría a las tecnológicas entregar datos encriptados con el fin de proteger la privacidad de los usuarios.

“Simplemente hagamos a los australianos seguros en Navidad”, dijo el líder del partido laborista, Bill Shorten.

De aprobarse esta Ley, empresas como Google y Facebook tendrían que dar acceso a datos encriptados a oganismos como la policía. Lo que se traduce en una ley rigurosa e invasiva, desde el punto de vista de la privacidad.

Como es de esperarse, las tecnológicas se oponen a este proyecto, principalmente porque temen que  Australia sea un ejemplo para otras naciones, que se encuentran estudiando reglas similares.

En una declaración hecha por Digital Industry Group Inc (DIGI), de la que Facebook, Apple, Google, Amazon y Twitter, son miembros, explican:

Esta legislación está fuera de sintonía con la legislación de vigilancia y privacidad en Europa y otros países que tienen fuertes preocupaciones de seguridad nacional.

Este proyecto de Ley se debatirá en el Senado Superior, donde los temas privacidad y seguridad de la información son muy delicados. No obstante, representantes del Partido Laborista afirman que tienen la intención de sugerir nuevas enmiendas, antes de regresar a la cámara baja.

Facebook prueba función para eliminar mensajes enviados en Messenger

“Aprobaremos la legislación, por inadecuada que sea, por lo que podemos darles a nuestros entes de seguridad algunas de las herramientas que dicen que necesitan”, dijo Shorten.

Sin embargo, el principal opositor del partido laborista dijo que el proyecto de ley podría poner en peligro el intercambio de datos con las autoridades estadounidenses.

“Partes interesadas dicen que existe un riesgo real de que los nuevos poderes puedan hacer que los australianos sean menos seguros … (por) debilitar el cifrado que protege la infraestructura nacional”, dijo Mark Dreyfus, de Labor, al parlamento.

Por su parte, el gobierno australiano asegura que es necesario establecer leyes para combatir ataques militares y el crimen organizado. Asimismo, explica que las agencias policiales deberán solicitar autorización antes de acceder a los datos encriptados.

El proyecto de ley podría otorgar multas de hasta USD$ 10 millones para quienes se nieguen a entregar datos relacionados con actividades presuntamente ilegales.

Más en TekCrispy