La escasez de órganos para trasplantes es un tema serio a nivel mundial. Constantemente mueren miles de personas alrededor del mundo mientras esperan un trasplante de órganos. Esto se debe a que la cantidad de personas que requieren un trasplante es superior a la cantidad de donantes de órganos.

A fin de solucionar este problema, científicos de todo el mundo se han dedicado a estudiar la posibilidad de trasplantar órganos de otras especies, como los cerdos, especie muy similar al ser humano, en personas que requieren un procedimiento quirúrgico como este.

Esta criatura marina podría ser clave para evitar el rechazo de órganos trasplantados

En este caso, un equipo de investigadores ha logrado mantener con vida a seis primates luego de recibir un corazón trasplantado proveniente de cerdos. Esto representa un gran avance en el campo de los trasplantes interespecie.

Investigadores trasplantaron un corazón de cerdo en primates

Los cerdos son los candidatos predilectos para los trasplantes de órganos interespecie.

No es la primera vez que un equipo de investigadores intenta trasplantar el corazón de un cerdo al organismo de un primate. Hasta el momento, la tasa más alta de supervivencia que se había logrado luego de haber trasplantado el corazón de un cerdo a un primate era de 57 días.

Sin embargo, recientemente, un equipo de investigadores logró mantener con vida a 6 babuinos tras recibir un corazón trasplantado de un cerdo. Para lograrlo, el primer paso fue modificar genéticamente a los cerdos.

En particular, se logró que estos animales produjeran una versión humana de dos proteínas; a saber, la CD46, que tiene la función de bloquear respuestas inmunes que abren agujeros en células extrañas, y la trombomodulina, que evita que se formen coágulos sanguíneos. Asimismo, los científicos modificaron genéticamente a los cerdos para que no produjeran azúcares alfa-gal.

Estos azúcares cubren las células de todos los mamíferos, a excepción de los primates. En este caso, los azúcares alfa-gal podrían provocar que el sistema inmune de los primates ataque a los órganos trasplantados. Luego de esto, se realizaron tres ensayos en los que se trabajó con 14 babuinos, lo que le permitió a los científicos afinar el procedimiento para alcanzar el éxito.

Para lograr con éxito el trasplante, fue necesario cambiar el protocolo acostumbrado

Dos elementos en particular resultaron clave para garantizar la supervivencia de los animales. En primer lugar, en vez de usar una solución fría para transportar los órganos a trasplantar, tal como suele hacerse, los investigadores conectaron los corazones de cerdos a una máquina que simula el bombeo de sangre del corazón. Así, la infusión constante de sangre y nutrientes previno que los órganos fallaran.

En segundo lugar, los investigadores se aseguraron de que los corazones de cerdo no crecieran demasiado. Teniendo en cuenta las diferencias de tamaño entre ambas especies, un órgano excesivamente grande podría haber ocasionado daños en el cuerpo de los primates.

Para ello, se redujo la presión sanguínea de los primates y se limitó la administración de esteroides anti inflamatorios. Asimismo, los investigadores le administraron a los babuinos un fármaco que inhibe la formación de plaquetas, lo que limita el crecimiento del corazón.

Investigadores logran la mayor tasa de supervivencia tras un trasplante de estas características

Estos resultados son prometedores para resolver la escasez de órganos para trasplantes humanos.

En total, cinco babuinos sobrevivieron al procedimiento, de los cuales cuatro superaron el límite de supervivencia de tres meses. Finalmente, dos de los primates lograron sobrevivir durante seis meses, hasta que uno de ellos desarrolló daños en el hígado tras retirarle la medicación correspondiente al trasplante.

Estudio revela una desconocida fuente productora de células sanguíneas: el intestino

Aún así, durante el tiempo de supervivencia, se observó que estos primates podían vivir una vida completamente normal, a pesar de tener un corazón de cerdo en su pecho. De esta manera, se trata de la tasa de supervivencia más larga hasta el momento, luego de un trasplante de órganos inter-especie.

Esto, de acuerdo a los investigadores, nos acerca cada vez más al objetivo de trasplantar exitosamente órganos de cerdo para sostener la vida de seres humanos. Si bien el área de investigación aún se encuentra en etapas tempranas, los investigadores se muestran esperanzados en torno a la aplicación clínica del procedimiento.

Referencia:  Consistent success in life-supporting porcine cardiac xenotransplantation, (2018). http://doi.org/10.1038/s41586-018-0765-z

Más en TekCrispy