Los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han encontrado una forma de utilizar la robótica para mejorar la vida de las plantas.

Se trata de Elowan, una “forma de vida cibernética” que conecta una planta de interior con una máquina que responde a su necesidad básica de luz.

Elowan busca la luz en todo momento

Diariamente cuando queremos que nuestras plantas aprovechen toda la luz solar posible nos toca rodarla por todos los espacios de nuestro hogar o simplemente dejarla en un lugar donde le pegue la mayor cantidad de luz posible, una tarea tediosa y que no siempre le brinda la cantidad de luz necesaria a nuestras plantas.

Según menciona la fuente este proyecto fue diseñado para “explorar la profunda integración de la tecnología con la naturaleza”.

¿Cómo funciona?

Naturalmente cuando una planta necesita luz dispara una serie de señales eléctricas internas que hacen que se doble y crezca hacia ella.

En este sentido, cuando Elowan necesita luz, los investigadores lograron integrar el cuerpo de la planta y las señales electroquímicas internas que produce a una interfaz robótica que interpreta esas señales y mueve la planta hacia la luz.

Harpeet Sareen, profesor asistente de Parsons School of Design, explica que las plantas tienen señales bioelectroquímicas naturales dentro de ellas que emiten una respuesta según las condiciones ambientales.

Se excitan en respuesta a las condiciones ambientales y conducen estas señales entre los tejidos y los órganos. Estas señales eléctricas se producen en respuesta a los cambios en la luz, la gravedad, la estimulación mecánica, la temperatura, las heridas y más. Son sistemas eléctricamente activos que ocurren fácilmente en naturaleza.

Sareen menciona que este proyecto fue diseñado para explorar de manera profunda la integración de la tecnología con la naturaleza y que las plantas son organismos auto-alimentados, auto-regenerantes y auto-fabricantes lo que las vuelve “el mejor tipo de electrónica”.

Cuando creamos dispositivos interactivos, hay dos componentes principales: ‘detectar’ en el sentido más amplio lo que el usuario quiere hacer y responder / mostrar una salida como una retroalimentación. Por lo general, creamos dispositivos electrónicos artificiales para realizar esas funciones por nosotros, pero Las plantas tienen inherentemente tales capacidades. Pueden sentir y pueden mostrar, ya son una interfaz.

Sareen finaliza diciendo que esta tecnología puede ser similar a Avatar por lo que podría formar el futuro de la interacción y, que este es el inicio de proyectos futuros, pero que por ahora es muy pronto para saberlo.

Nuevo método de Inteligencia Artificial permite detectar objetos en la oscuridad

Más en TekCrispy