De acuerdo a los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, los espinosos desacuerdos que pueden marcar los años tempranos y medios de un matrimonio, se suavizan con el paso del tiempo, ya que los conflictos dan paso al humor y la aceptación.

Los hallazgos del estudio desafían las teorías de larga data que sostienen que las emociones se aplanan o se deterioran en la vejez, y apuntan a una trayectoria emocionalmente positiva para las parejas casadas a largo plazo.

El cerebro humano asigna atención según el tamaño conocido de los objetos

Interacciones analizadas

Para llegar a esa conclusión, los investigadores analizaron conversaciones grabadas en video entre 87 esposos y esposas que han estado casados ​​durante 15 a 35 años, y rastrearon sus interacciones emocionales a lo largo de 13 años.

A medida que envejecemos, nos centramos más en los aspectos positivos de nuestras vidas.

El equipo de investigación observó interacciones de 15 minutos entre los cónyuges en un entorno de laboratorio, mientras discutían experiencias compartidas y áreas de conflicto, y rastreó los cambios emocionales cada par de años.

Las conductas auditivas y verbales de los cónyuges se codificaron y clasificaron de acuerdo con sus expresiones faciales, lenguaje corporal, contenido verbal y tono de voz.

Las emociones se codificaron en las categorías de ira, desprecio, disgusto, comportamiento dominante, actitud defensiva, miedo, tensión, tristeza, gimoteo, interés, afecto, humor, entusiasmo y validación.

El equipo descubrió que a medida que envejecían las parejas, mostraban más humor y ternura hacia los demás, y los resultados mostraron un aumento en comportamientos positivos como el humor y el afecto, y una disminución en comportamientos negativos como la actitud defensiva y la crítica.

Los espinosos desacuerdos que pueden marcar los años tempranos y medios de un matrimonio, se suavizan con el paso del tiempo, ya que los conflictos dan paso al humor y la aceptación.

Los investigadores descubrieron que tanto las parejas de mediana edad como las mayores, independientemente de su satisfacción con su relación, experimentaron aumentos en los comportamientos emocionales positivos en general con la edad, mientras experimentaban una disminución en los comportamientos emocionales negativos.

La emoción positiva y la salud

Al respecto, el investigador Robert Levenson, profesor de psicología de la UC Berkeley y autor principal del estudio, expresó:

“Nuestros hallazgos aportan nueva información sobre una de las grandes paradojas de los últimos años de la vida. A pesar de experimentar la pérdida de amigos y familiares, las personas mayores en matrimonios estables son relativamente felices y experimentan bajos índices de depresión y ansiedad. En este contexto, el matrimonio ha sido bueno para su salud mental”.

Estos son los sonidos que los humanos utilizamos para expresarnos sin palabras

Dados los vínculos entre la emoción positiva y la salud, estos hallazgos subrayan la importancia de las relaciones íntimas a medida que las personas envejecen, así como los posibles beneficios para la salud asociados con el matrimonio.

Estos resultados proporcionan evidencia de comportamiento que es consistente con investigaciones previas, las cuales sugieren que a medida que envejecemos, nos centramos más en los aspectos positivos de nuestras vidas.

Referencia: Age-related changes in emotional behavior: Evidence from a 13-year longitudinal study of long-term married couples. Emotion, 2018. http://dx.doi.org/10.1037/emo0000551

Más en TekCrispy