Luke Cage

Los bancos Itaú y Standard han anunciado una asociación que tiene como objetivo la creación de una plataforma basada en blockchain para llevar a cabo préstamos sindicados. Según un comunicado publicado hoy por ambas entidades financieras, el destino de esta plataforma son los usuarios de Latinoamérica.

La publicación asegura que esta es la primera plataforma en utilizar los beneficios de la cadena de bloques para realizar los llamados ‘préstamos de club’, los cuales están destinado a favorecer a un grupo más pequeño de beneficiarios, en comparación con otros tipos de préstamos.

Asimismo, se conoció que este proyecto representa una parte de una serie de esfuerzos más amplios por parte de ambos bancos para aprovechar la tecnología blockchain para el registro digital y descentralizado de los préstamos y de las transacciones.

En el comunicado, el banco brasilero y el británico afirmaron que esperan que el uso de blockchain en el sector bancario logre reducir los problemas asociados al fraude en las operaciones financieras. Además, las compañías confían en que esta herramienta disruptiva minimice los costos y la complejidad de dichas transacciones.

Anteriormente, informamos sobre el logro del BBVA español, que luego de lograr su primera prueba de préstamos corporativos a través de la tecnología blockchain, se unión junto al Grupo Santander a la plataforma blockchain de la Unión Europea, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2019.

En el caso de Itaú Unibanco, el prestamista privado más grande en todo el territorio de Brasil, este logró recaudar US$ 100 millones junto a Standard Chartered para realizar las primeras pruebas de la plataforma.

En este sentido, Ricardo Nuno, ejecutivo de tesorería del banco brasilero, afirmó que los términos del préstamo fueron negociados a través de la plataforma blockchain, sin embargo, no se realizó la transferencia de los fondos. Nuno aseguró que además de reducir las tarifas por transacción, la nueva solución ayudará a reducir la cantidad de mensajes enviados entre el prestamista y el beneficiario.