General Motors aplicó por una patente para una solución de manejo de información para vehículos autónomos, de acuerdo con una publicación del U.S. Patent and Trademark Office (USPTO).

Esta aplicación señala un sistema que utiliza tecnología blockchain para proveer distribución de información “segura” y “robusta” así como un intercambio interoperable entre múltiples vehículos automatizados y otras entidades, como municipalidades, autoridades regionales y entidades públicas.

Si bien los vehículos autónomos en particular requieren un “alto grado de integridad” para “información temporal del evento”, la aplicación enfatiza que el sistema blockchain es “deseable” para vehículos autónomos y no autónomos.

La patente propone un sistema blockchain que puede utilizarse para compartir información en relación con el rango de necesidades prácticas, recursos, registros legales. Esto incluye rutas de navegación, disponibilidad de carga y servicios de combustible, determinar la validez de los permisos y licencias para operar vehículos.

Por otra parte, la aplicación de patente de General Motors indica que el uso de blockchain puede permitir la interacción de los sistemas de manejo de tráfico y los usuarios de vehículos autónomos al crear un sistema de distribución de información en nube para el National Highway Transportation Safety Administration (NHTSA).

Otro tipo de información cargada en la blockchain podría permitir “competencias comportamentales” de usuarios de vehículos autónomos, con una blockchain creada para distribuir información relacionada a “acciones del vehículo, comportamiento del conductor, y habilidades del conductor para seguir las reglas del tráfico”.

En este sentido, General Motors se une a BMW, Ford y Renault como nuevo miembro de la Mobility Oen Blockchain Initiaitve (MOBI), una iniciativa conjunta que cuenta con la participación de gigantes de la industria blockchain como IBM, IOTA e Hyperledger.

Por otra parte, en junio de este año, IOTA y Volkswagen demostraron exitosamente un Proof-of-Concept (PoC) para vehículos autónomos, que utiliza el Tangle de IOTA, orientado al Internet de las Cosas (IoT) en lugar de las blockchains “tradicionales”.