La compañía de e-commerce, Amazon, podría estar apuntando a ampliar la tecnología de sus tiendas sin cajeros para establecimientos más grandes, según informa el diario The Wall Street Journal.

Según el artículo, Amazon ha estado progresando en su sistema experimental, mejorar el rastreo de lo que sus compradores obtienen y compran automáticamente. Sin embargo, fuentes aseguran que le ha resultado un camino difícil de recorrer, sobre todo para llegar a parecerse a Whole Foods.

Se comenta que la compañía está experimentando con la tecnología en Seattle, Washington, con el objetivo de empezar las pruebas en un espacio más grande. Se reconoce que la tecnología actual funciona correctamente en un formato de tienda más pequeña, pero a la empresa le resulta más complicado aplicar en un área más amplia, con techos más altos, con mayor disponibilidad de productos, entre otros factores.

Por esas razones, podría llevar una cantidad significante de tiempo implementar este sistema de cobro automatizado en tiendas más grandes.

Por otra parte, resulta notable el porqué del interés de Amazon por la automatización, ya que se ha visto envuelto en polémicas como los salarios bajos que ofrecen a sus empleados. No obstante, esta decisión por parte de la compañía no resulta en nada positivo para el personal humano, que pasará de ser tratados como máquinas a ser sustituidos por unas.

Walmart agregará más robots autónomos y Pickup Towers en sus tiendas

¿Se implementará la misma tecnología para Whole Foods?

Actualmente existen tiendas pequeñas de Amazon Go donde los compradores, con tan solo escanear el código generado por la aplicación desde sus teléfonos, pueden salir del establecimiento con su mercancía, sin haberse encontrado con ni un cajero humano.

Por eso, se nos genera la pregunta acerca de las posibilidades de aplicar esta tecnología en la reciente adquisición de la compañía, Whole Foods. Pareciera ser la movida más probable por parte del gigante del e-commerce, sin embargo, aún no se tienen comentarios por parte de la empresa.

Sin importar la decisión final, Amazon aún debe realizar ajustes a la tecnología para resolver algunos fallos, antes de pensar en expandirlas a sus subsidiarias. De acuerdo al artículo publicado en el Journal, uno de los problemas que podría frustrar la automatización de tiendas más grandes es el empaque de los productos, ya que no todos están almacenados de forma ordenada ni etiquetados convenientemente para su rastreo a través de la máquina.

Más en TekCrispy