Durante los últimos años, el Gobierno de China ha presionado a los fabricantes de coches para que adopten un enfoque más ecológico en sus vehículos con el objetivo de reducir los niveles de contaminación en el país.

En este sentido, la adopción de los coches híbridos y eléctricos por parte de los ciudadanos es cada vez más grandes, y muchas compañías extranjeras podrían hacer cualquier cosa por ingresar al mercado más grande del mundo, incluso si ello implica compartir información sensible de los usuarios.

Un nuevo informe de Associated Press (AP) ha revelado que entidades vinculadas a Pekín y funcionarios del gobierno chino han tenido acceso a los datos de ubicación de los conductores, gracias a que cerca de 200 fabricantes, locales y extranjeros, han transmitidos estos datos a centros de información vinculados al gobierno.

Los funcionarios gubernamentales dijeron a AP que entre los datos manejados por el gobierno chino destaca la ubicación de los coches en tiempo real. Al parecer, esta información es recopilada para optimizar los niveles de seguridad pública y facilitar el desarrollo de la infraestructura, además de prevenir los casos de fraude en el programa del gobierno chino que ofrece créditos a los ciudadanos para comprar coches eléctricos.

Bug en Twitter permitió envío de mensajes directos de usuarios a desarrolladores externos

La publicación también revela que los trabajadores de los organismos de monitoreo de datos en China tiene la capacidad de ver los mapas, seleccionar un coche al azar y conocer su modelo, color, el kilometraje e incluso cuánto es su nivel de batería.

Un informe del Consejo Internacional Sobre Transporte Ecológico publicado el año pasado, reveló que las actividades de monitoreo de datos de coches por parte del gobierno chino existen desde principios de 2017.

Una de las compañías más importantes del sector, Daimler, declaró a The Verge que la empresa si ha compartido estos datos con el gobierno porque es un requisito obligatorio para operar en China. Sin embargo, aseguró que los dueños de los coches tienen pleno conocimiento de que esto sucede y cuál es el objetivo de la recopilación de datos.

Más en TekCrispy