Uno de los problemas de los relojes inteligentes actuales radica en la dificultad para escribir sobre su pantalla táctil con alto grado de precisión, sobre todo por su pequeño tamaño. Google quiere acabar con esa dificultad, o al menos eso es lo que sugiere una patente registrada por la compañía donde se revela la tecnología para un posible smartwatch que permita utilizar la piel como touchpad.

En concreto, la patente describe una red compleja de sensores que permitirían detectar gestos y analizar el movimiento de los dedos del usuario. La finalidad de este sistema es permitir una mejor navegación a través de la interfaz de usuario del reloj inteligente.

El documento, encontrado por MySmartPrice, afirma que el objetivo es aprovechar los sensores y emisores de la red para crear una especie de ‘almohadilla para ratón’ justamente en la muñeca o en el antebrazo. Posteriormente, el usuario podría utilizar su dedo sobre la piel adyacente al smartwatch para controlarlo.

La patente menciona algunas técnicas para desarrollar la tecnología, entre las cuales destaca la incorporación de diversas matrices de sensores y emisores que operarán de forma conjunta para interpretar el movimiento de los dedos en la piel y transformarlo en el movimiento dentro de la interfaz del smartwatch. En este sentido, se habla de la tecnología de ultrasonido para el envío de datos, la incorporación de fotodiodos y un sistema similar al que se observa en los ratones ópticos para facilitar la detección de los movimientos de los dedos.

A pesar de que se trata de una patente, no podemos descartar que este tipo de smartwatch llegue algún día al mercado. En caso de lograrlo, seguramente representará una de las evoluciones más importantes para los gadgets actuales de este tipo. Aunque Google no busca un reemplazo al smartphone con este proyecto, muchos usuarios sabrán agradecer la posibilidad de enviar mensajes de texto sin dificultad desde su reloj inteligente.