La depresión es un trastorno mental sumamente frecuente y potencialmente mortal. Debido a esto, los científicos se han esmerado en encontrar un tratamiento efectivo que permita aliviar los molestos síntomas de esta condición. Sin embargo, hasta el momento, ningún tratamiento ha sido totalmente eficaz.

En esta línea, un equipo de científicos ha descubierto que la estimulación eléctrica cerebral en puntos específicos del encéfalo, podría ayudar a levantar el estado de ánimo de las personas deprimidas.

La depresión es un trastorno difícil de tratar

La depresión es definida como un trastorno del estado de ánimo caracterizado por diversos síntomas; entre ellos se incluyen sentimientos de tristeza profunda, dificultades para dormir, llanto frecuente, pérdida de la voluntad, dificultades para experimentar sensaciones placenteras y una visión pesimista acerca de la realidad, entre otros.

Este trastorno tiene una gran prevalencia a nivel mundial y potencialmente puede ser mortal. Se estima que unas 300 millones de personas sufren de depresión alrededor del mundo y, de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud, cada año se suicidan aproximadamente 800.000 personas a causa de este trastorno.

En vista de esto, los científicos se han preocupado por comprender los mecanismos biológicos y neurofisiológicos asociados a la depresión, con el objetivo de desarrollar tratamientos efectivos que permitan aliviar los síntomas de este trastorno. Sin embargo, hasta el momento, no se ha ideado un tratamiento totalmente efectivo para la depresión.

Al respecto, un equipo de científicos de la Universidad de California, en San Francisco, descubrió que la estimulación eléctrica cerebral en determinados puntos del cerebro, mejora el estado de ánimo de las personas que muestran signos clínicos de depresión.

Estimular un punto específico del cerebro podría aliviar los síntomas de la depresión

En un principio, los investigadores se encontraban evaluando la efectividad de un tratamiento para la epilepsia que consistía en la implantación de electrodos en varias zonas del cerebro; para ello, contaron con la participación de 25 personas. De estas 25 personas, gracias a las evaluaciones previas, se descubrió que algunas de ellas mostraban signos de depresión que podía ir desde leve a grave.

Posteriormente, los investigadores empezaron a aplicar estimulación eléctrica a diferentes estructuras cerebrales y se le solicitó a los participantes que reportaran su estado de ánimo, tanto a nivel subjetivo, como haciendo uso de pruebas estandarizadas. En la mayoría de los casos, no se observaron cambios importantes.

No obstante, cuando se estimuló una estructura cerebral llamada corteza orbitofrontal lateral, que se localiza detrás de los globos oculares, los participantes reportaron una mejoría en su estado de ánimo. En este punto vale aclarar que solo las personas que iniciaron el experimento con síntomas de depresión fueron los que reportaron esta mejoría. Por su parte, las personas que no mostraban señales de depresión, no experimentaron cambio alguno.

Al respecto, los investigadores plantean que la corteza orbitofrontal lateral está altamente conectada con diversas estructuras cerebrales de las que depende el estado de ánimo, por lo que es posible que su estimulación promueva una especie de actividad cerebral que favorezca un mejor estado de ánimo. Sin embargo, aún quedan por determinar los mecanismos subyacentes que expliquen este efecto, además de probar si es posible lograr que estos resultados se mantengan en el tiempo, luego de retirar la estimulación.

Referencia: Direct Electrical Stimulation of Lateral Orbitofrontal Cortex Acutely Improves Mood in Individuals with Symptoms of Depression, (2018). https://doi.org/10.1016/j.cub.2018.10.026