China está a punto de desplegar oficialmente su ambicioso programa de exploración lunar. La Administración Nacional Espacial de China (CNSA) reveló a través de un anuncio que el próximo 8 de diciembre será lanzada la nave espacial Chang’e-4, cuyo destino de aterrizaje es la cara oculta de la Luna, es decir, el hemisferio no observable desde la Tierra.

La sonda espacial, que está equipada con un módulo de aterrizaje y un coche robótico explorador, orbitará la Luna antes de aterrizar finalmente sobre la superficie. En caso de que el aterrizaje sea exitoso, el objetivo de la misión de la CNSA será investigar el llamado ‘lado oculto’ de la Luna, cuya superficie está repleta de innumerables cráteres pequeños.

Asimismo, Chang’e-4 también llevará a cabo los primeros estudios de radioastronomía que se llevarán a cabo sobre esta región lunar, además de realizar las primeras investigaciones para determinar si el entorno de baja gravedad es apropiado para el crecimiento de las plantas. De esta forma, Chang’e-4 se convertirá en la segunda nave china en aterrizar en la superficie lunar luego del aterrizaje de la sonda Chang’e-3, logrado en el año 2013.

En el anuncio, la CNSA dijo que acaba de desplegar el satélite Queqiao, que creará el enlace comunicativo entre Chang’e-4 y la Tierra. El satélite fue transportado por un cohete llamado Long March-4C que fue lanzado la madrugada de hoy desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, región del suroeste chino.

Zhang Lihua, gerente del proyecto de satélites chinos de transmisión, afirmó en un comunicado que este lanzamiento representa un importante avance para el objetivo de China de ser el primer país del mundo que envía una nave espacial a un aterrizaje suave en la cara oculta de la Luna.

En 2019, China dará inicio a la construcción de su propia estación espacial. A pesar de que aún no existen detalles sobre la fecha ni el plan para enviar una sonda tripulada a la Luna, la CNSA ha afirmado que la nave Chang’e-5 sea enviada a finales de este año para recopilar muestras.